Organizaciones feministas se movilizan contra la Ley Trans del gobierno de Sánchez

Feministas se manifiestan contra la ley trans
Feministas se manifiestan contra la ley trans |Telemadrid

Varias decenas de colectivos feministas han salido este sábado a la calle en Madrid y otras ciudades para expresar su rechazo a la ley trans, que permitirá el cambio de sexo sin necesidad de informe médico a partir de los 14 años y que llega este martes al Consejo de ministros.

"¡Irene Montero, dimisión!" y "Mujeres del PSOE, romped la disciplina" han sido algunos de los eslóganes que se han escuchado este mediodía en la Puerta del Sol, donde varios centenares de mujeres han respondido al llamamiento de Confluencia Movimiento Feminista y 8M Movimiento Feminista de Madrid.

Estas movilizaciones se han producido un día después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya anunciado que el anteproyecto de esta norma se aprobará en el Consejo de Ministros del martes 29 de junio, incluyendo en su redacción la autodeterminación del colectivo trans.

Estos colectivos acusan al Ministerio de Igualdad de "ignorar y despreciar" al movimiento feminista promoviendo leyes "contra las mujeres" que sustituyen el concepto de sexo por el de género y hacen peligrar sus derechos.

Finalmente, aunque el concepto no se incluye en el anteproyecto, será posible el cambio de sexo sólo con un periodo de espera de tres meses desde la primera solicitud; y se abre a los menores. Igualdad apostaba por los 12 años, pero la edad mínima quedará fijada en los 14, han informado a Efe fuentes de la negociación.

Nos llamarán tránsfobas o brujas, pero el movimiento feminista siempre ha estado al lado de las minorías, no nos hemos vuelto locas", ha asegurado a Efe Laura de la Fuente, en nombre de las convocantes. A su juicio, la ley, al impedir hacer un diagnóstico diferencia de la disforia de género, también perjudicará a las personas trans, ya que acabará con el desmantelamiento de las unidades integrales en las que ahora reciben tratamiento.

El proyecto ha dividido al movimiento feminista, con unos colectivos que defienden la normalización e integración de las mujeres trans y otros, como los que se han manifestado este sábado, que sostienen que "ser mujer no es un sentimiento", sino "una realidad material".

Modificar las leyes Rodhes y Celáa

En esas movilizaciones reclaman la derogación de todas las leyes trans existentes en el territorio español en las que se "sustituye la categoría jurídica 'sexo' por 'identidad de género'".

Además, quieren frenar la Ley LGTBI, o la conocida como Ley Zerolo (de Igualdad de Trato y No Discrominación) que "introducen la criminalización de las personas que, en el ejercicio de su derecho fundamental a la libertad de expresión, defiendan el uso de las palabras mujer, madre o vulva, o se equivoquen en el uso de los pronombres, imponiendo multas de hasta 150.000 euros".

También llaman a derogar las normas o la parte de ellas que atentan contra los derechos de las mujeres y de la infancia, así como contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, como la recién aprobada Ley Rhodes (de protección a la infancia contra la violencia) y algunas disposiciones de la Ley Celáa (LOMLOE), que, en su opinión, "generan confusión respecto a la obligatoriedad de educar en igualdad".

Otra de las organizaciones feministas que denuncia el daño de las normas trans a las mujeres, la organización Contra el Borrado de las Mujeres, ha advertido de que, si el Gobierno da luz verde a una ley trans con autodeterminación de género estará apoyando "una ley misógina" que "destroza" los derechos de las mujeres y que estará "rendida a los deseos de los varones".

La exdiputada socialista y activista Angeles Alvarez, ha señalado, además, a los "grandes medios de comunicación" que, a su juicio, "están jugando un papel preocupante" al "ocultar información sobre la deriva hacia la nueva misoginia". "Obstaculizar el acceso a información sobre el impacto de las leyes es contrario a los principios éticos de la profesión periodística", ha escrito en su cuenta de Twitter.