Moncloa rectifica ante las quejas de ERC, habrá mesa de negociación antes de elecciones

Gabriel Rufián y Pére Aragones
Gabriel Rufián y Pére Aragones

El Gobierno ha rectificado esta tarde y ha subrayado su disposición de constituir la mesa de diálogo con la Generalitat antes de las elecciones catalanas, cuando este mediodía abogaba por posponer este diálogo para después de los comicios.

Una entrevista de una hora en Moncloa entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha desencadenado la rectificación, después de que Rufián haya planteado la negativa de la formación republicana a apoyar el proyecto presupuestario del Gobierno si la mesa no se constituía antes.

Siete horas después de defender retrasar la constitución de la mesa y esperar a que hubiese un nuevo Govern, el Gobierno ha remitido un nuevo mensaje a los medios en el que cambia de posición y se aviene a convocar la mesa.

El cambio de postura se produce después de que ERC advirtiera de que "aplazar la mesa de negociación entre el gobierno español y el gobierno catalán" era "un incumplimiento flagrante del acuerdo" entre ERC y el PSOE, además de "una irresponsabilidad absoluta", por lo que exigía que de la reunión de Sánchez y Torra prevista para el día 6 salga una fecha para la constitución de la mesa de negociación.

La dirección de ERC advertía además en un comunicado de que "aplazar la mesa de negociación entre el gobierno español y el gobierno catalán" era "un incumplimiento flagrante del acuerdo" entre ERC y el PSOE, además de "una irresponsabilidad absoluta".

Moncloa lamenta que en esta jornada se haya puesto en duda su voluntad de diálogo y su compromiso de cumplir con los acuerdos pactados por lo que, "para descartar cualquier duda", subraya su disposición a que se celebre la mesa. No obstante considera que dado el horizonte electoral decidido por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, "no se dan las mejores circunstancias para iniciar el diálogo entre gobiernos".

Este mediodía, el Ejecutivo anunciaba su intención de mantener el encuentro del presidente, Pedro Sánchez, con el presidente de la Generalitar, Quim Torra, pero consideraba que la constitución de la mesa entre gobiernos debía posponerse hasta después de la celebración de los comicios, que aún no tienen fecha.