El juez Llarena confirma al tribunal italiano que la euroorden contra Puigdemont está vigente

El juez Llarena confirma al tribunal italiano que la euroorden contra Puigdemont está vigente
Carles Puigdemont |REDACCIÓN

El magistrado de la Sala II del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha remitido este jueves un oficio al representante de España en Eurojust para que traslade al tribunal de apelación de Sassari (Italia) el auto en el que acordó la prisión provisional del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y con el que sustentó la euroorden emitida el 14 de octubre de 2019 contra él.

En el documento, el juez instructor de la causa del ‘procés’ amplía la información relativa al expediente de solicitud de entrega de Puigdemont, subrayando que este carece actualmente de inmunidad parlamentaria, además de que la euroorden sigue vigente y que no ha quedado suspendida por el planteamiento de la cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El escrito concluye solicitando a la autoridad judicial italiana la entrega inmediata del detenido a la jurisdicción española, a fin de poder continuar la tramitación del procedimiento.

Subsidiariamente, para el supuesto de que Puigdemont volviera a reclamar ante el Tribunal General de la UE (TGUE) la recuperación cautelar de su inmunidad y suponiendo que le fuera concedida, el juez solicita a la autoridad judicial italiana que suspenda la tramitación del proceso de entrega ahora iniciado, pero adoptando las medidas precisas parar garantizar que se sigan dando las condiciones materiales necesarias para una entrega efectiva cuando Carles Puigdemont haya dejado de disfrutar del privilegio o inmunidad (art. 20 de la Decisión Marco).

Para el caso contrario, esto es, en el supuesto de que se mantenga la retirada de la inmunidad actualmente imperante, y solo para el caso de que el tribunal italiano entendiera que la respuesta a la cuestión prejudicial puede condicionar su decisión, el instructor señala la posibilidad de que la autoridad judicial italiana paralice el procedimiento de ejecución hasta que el TJUE se pronuncie, subrayando que esta es la posición que ha seguido Bélgica.

Las peticiones se sustentan a partir de un oficio en el que, de manera precisa y pormenorizada, relata todos los pasos que se han producido desde la emisión de la euroorden contra Puigdemont el día 14 de octubre de 2019.