Felipe VI centra su discurso de Nochebuena en ofrecer esperanza frente al coronavirus: "España saldrá adelante"

El rey Felipe VI, durante su discurso de Nochebuena
El rey Felipe VI, durante su discurso de Nochebuena |TELEMADRID

El rey Felipe VI se ha asomado como cada Nochebuena a las casas de todos los españoles con su tradicional discurso de Navidad, que en este 2020 ha estado centrado casi en su totalidad a la crisis del coronavirus. Ha querido lanzar un mensaje de esperanza de cada al 2021 que está a punto de comenzar: "No será difícil que el año 2021 mejore a este 2020. Vamos a recuperar en lo posible la normalidad en nuestras vidas. Es lo que todos queremos".

Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

"Muchas familias no os habéis podido reunir esta noche como teníais pensado por las medidas sanitarias y en miles de hogares hay un vacío imposible de llenar por el fallecimiento de vuestros seres queridos, a los que quiero ahora recordar con emoción y con todo respeto. En estos momentos muchos ciudadanos lucháis contra la enfermedad o sus secuelas en vuestras casas, en hospitales y residencias. A todos os envío especialmente mi mayor ánimo y afecto", comenzó Felipe VI.

El rey destacó que 2020 "ha sido un año muy duro y difícil". "El virus ha traído sufrimiento, tristeza o temor y ha alterado nuestra manera de vivir y trabajar", añade.

"El virus ha traído sufrimiento, tristeza o temor y ha alterado nuestra manera de vivir y trabajar"

Unión

"La situación es grave pero aún así tenemos que afrontar el futuro con determinación y seguridad en nosotros mismos, en lo que somos capaces de hacer unidos, con ánimo y esperanza. Con confianza en nuestro país y en nuestro modelo de convivencia democrática. A lo largo de las últimas décadas antes dificultades también graves siempre hemos sido capaces de superarlas", ha dicho el monarca durante su discurso.

Además, el rey mira a la vacuna contra el coronavirus como gran motivo de esperanza: "Los nuevos tratamientos contra el virus y el desarrollo de las vacunas que están en marcha nos ofrecen ya una gran esperanza".

Y una petición a cada ciudadano: "La responsabilidad individual sigue siendo imprescindible y es un instrumento efectivo de lucha contra el virus. Por ello es tan importante no bajar la guardia".

Felipe VI y la princesa Leonor, en el acto de homenaje en el Palacio Real a las víctimas del coronavirus |CASA REAL

La crisis económica

"El otro gran problema y reto es la crisis económica y evitar sobre todo que derive en una crisis social. Cada persona importa y mucho. Especialmente los jóvenes, su nivel de desempleo es altísimo y no pueden ser los perdedores de esta situación. España no puede permitirse una generación perdida", ha comentado el rey al hablar de la economía.

Y añade: "El reconocimiento y el apoyo a nuestras empresas, la protección a nuestro autónomos y comerciantes será imprescindible para crear empleo, ese empleo que tanto necesita nuestro país. Todo requiere un gran esfuerzo colectivo, un gran esfuerzo en el que cada uno siga dando lo mejor de sí mismo en función de sus responsabilidades y en la medida de sus capacidades".

Apunta que "ya tenemos el ejemplo de miles de ciudadanos que han puesto su trabajo al servicio de los demás, que han vivido estos últimos meses con abnegación, compromiso y una gran generosidad; personas que estimulan nuestro ánimo de superación y de las que debemos sentirnos justamente orgullosos".

"Ya tenemos el ejemplo de miles de ciudadanos que han puesto su trabajo al servicio de los demás"

Aspectos a mejorar

El rey entiende que "tenemos una sociedad fuerte y un Estado sólido, pero la pandemia nos ha revelado aspectos que necesitan ser mejorados y reforzados". "Contamos sobre todo con nuestro sistema de convivencia democrática. En un tiempo en el que la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales provocan tanta incertidumbre, nuestra Constitución nos garantiza nuestro modelo de entender la vida, nuestra visión de la sociedad y del ser humano; de su dignidad, de sus derechos y libertades. Una Constitución que todos tenemos el deber de respetar", afirma.

Una mirada al pasado para fijarnos en el futuro. Así lo ve el rey Felipe VI: "No olvidemos que los avances y el progreso conseguidos en democracia son el resultado del reencuentro y el pacto entre los españoles después de un largo periodo de enfrentamientos y divisiones. Son el resultado de querer mirar juntos hacia el futuro, unidos en los valores democráticos, unidos en un espíritu siempre integrador, en el respeto a la pluralidad y a las diferencias, y en la capacidad de dialogar y alcanzar acuerdos. Son principios que no pierden nunca vigencia por el paso de los años".

No rendirse

En su conclusión, Felipe VI se mostró convencido de que la crisis se superará: "No somos un pueblo que se rinda o que se resigne en los malos tiempos. No va a ser nada fácil superar esta situación, y en cada casa lo sabéis bien. Pero estoy seguro de que vamos a salir adelante. Con esfuerzo, unión y solidaridad, España saldrá adelante".

"No será difícil que el año 2021 mejore a este 2020. Vamos a recuperar en lo posible la normalidad en nuestras vidas. Es lo que todos queremos", concluye.