Una persecución en la A-2 acaba con un vehículo estrellado contra un restaurante

  • El accidente ha ocurrido a la altura del kilómetro 12, en la vía de servicio
  • Uno de los ocupantes ha resultado herido grave y otro está detenido
Una persecución en la A-2 acaba con un vehículo estrellado contra un restaurante
El vehículo estrellado contra la puerta del restaurante de la vía de servicio de la A-2 |EMERGENCIAS MADRID

Un hombre de unos 40 años ha resultado herido grave este lunes tras empotrarse el coche en el que viajaba contra un restaurante en la vía de servicio de la A-2. El vehículo había escapado minutos antes de un control de la Guardia Civil, según han informado a EFE fuentes de la investigación.

El suceso ha ocurrido sobre las 8.45 horas cuando este vehículo, con cuatro ocupantes, evitó a toda velocidad un control y se inició una persecución con los agentes de la Guardia Civil por la A-2, sentido salida de Madrid.

En su huida el coche acabó estrellado contra la fachada del Restaurante Aragón, ubicado en el número 368 de la Avenida de Aragón, en el distrito de Barajas. A consecuencia del impacto el coche ha quedado encajado en la puerta del establecimiento.

"Gracias a que es puente y había menos gente en el local se ha podido evitar una tragedia"

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han tenido que rescatar del interior del coche a uno de los ocupantes de la parte trasera que se encontraba inconsciente.

Tras ser liberado, este hombre, de unos 40 años, ha sido atendido por los sanitarios de Samur-Protección Civil con un traumatismo cráneo encefálico severo. Tras ser estabilizado se ha trasladado con pronóstico grave al Hospital de La Paz.

El resto de ocupante también tenían heridas leves y fueron enviados a otros centros sanitarios de la región. Los bomberos han extraído el vehículo de la fachada del restaurante y han asegurado la zona.

Según han informado a fuentes de la investigación, uno de los ocupantes se encuentra detenido por los agentes de la Guardia Civil. El vehículo solo ha dañado la puerta del restaurante, aunque ha sido un "buen susto" para los trabajadores, según ha explicado uno de ellos.

Este empleado ha asegurado que "gracias a que es puente" y había menos gente en el local se ha podido evitar una tragedia.