Los sindicatos alertan de "una estrategia para privatizar servicios" en Parla

Los sindicatos alertan de "una estrategia para privatizar servicios" en Parla
Fachada del Ayuntamiento de Parla |AYTO PARLA

El comité de empresa del Ayuntamiento de Parla y los sindicatos CCOO, UGT, CGT y CSIF han alertado de que el Gobierno municipal, formado por PSOE y Unidas Podemos, mantienen "una estrategia deliberada para privatizar servicios públicos", algo que niegan desde el Ejecutivo local.

En concreto, hacen alusión a la externalización del servicio de recaudación ejecutiva, hecho que, según han alertado en un comunicado conjunto, tendrá "un alto coste económico para las arcas municipales", ya que es un servicio público menos que se presta con personal municipal.

Por ello, han avanzado en el comunicado, que se opondrán de "forma firme y con todos los mecanismos posibles a cualquier proceso de privatización pública o encubierta" que pueda llevarse a cabo en la administración local.

También han instado al Gobierno municipal a llevar a cabo "un impulso serio que conduzca a la modernización de la plantilla", empezando por la elaboración de una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), así como por el "diseño y la implementación de planes de formación".

Sin embargo, el concejal de Hacienda, Andrés Correa, ha dicho que la decisión sobre la externalización del servicio de recaudación ejecutiva "no es una privatización del servicio, sino un refuerzo gracias a una empresa que tiene convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Mejorar la liquidez

"Esto es un apoyo temporal para mejorar la liquidez del Ayuntamiento y mejorar la situación económica", ha añadido el edil, quien ha insistido en que se trata de un refuerzo para solucionar un gran problema que se encontraron a su llegada al Gobierno: "alrededor de 60 millones de euros pendientes de cobro".

Por su parte, desde el PP también se han hecho eco de las denuncias de los sindicatos, afirmando que el alcalde, Ramón Jurado (PSOE), está utilizando "una estrategia torticera para denostar a los trabajadores municipales y culparles de no realizar su trabajo para posteriormente proceder a la privatización del servicio".