La 'revuelta escolar' vuelve a las calles de Madrid para pedir entornos seguros y menos contaminación

  • Ruido, aglomeraciones y situaciones de riesgo vial en las entradas y salidas de los colegios
  • Piden peatonalizaciones, tal y como recoge la nueva ordenanza municipal
La 'revuelta escolar' vuelve a las calles de Madrid para pedir entornos seguros y  menos contaminación
Carteles de la 'revuelta escolar' en el colegio público Asunción Rincón de Chamberí |AFA ASUNCIÓN RINCÓN

La secretaria de la asociación de madres y padres del colegio Asunción Rincón de Chamberí, María Calle, ha explicado que el movimiento quiere pedir menos ruido y contaminación y enfocar la ciudad de Madrid a las personas y, en especial, a los niños.

En concreto, en el colegio Asunción Rincón sus protestas se centran en las aglomeraciones que se producen en la calle Jesús Maestre, ante lo que piden peatonalización de la misma en horas de entrada y salida del colegio para agilizar la situación.

Dibujo con tiza en el asfalto pidiendo la reducción de velocidad en la calle del colegio / AFA ASUNCIÓN RINCÓN
Dibujo con tiza en el asfalto pidiendo la reducción de velocidad en la calle del colegio |AFA ASUNCIÓN RINCÓN

Sin embargo, ha subrayado que el mayor problema lo encuentran con la Avenida de Filipinas, una autopista urbana que genera "muchísimo ruido y muchísima contaminación que entra directamente al colegio".

En este sentido, ha considerado que se debería de hacer una intervención para reducir el tráfico mediante carriles bici o con el soterramiento a través de un túnel.

Calle ha señalado que espera que con la aprobación de la nueva ordenanza de Movilidad, en la que se habla de peatonalizaciones en calles escolares, se pueda acabar con este problema. "Seguimos con la reivindicación para que se ejecute", ha destacado.

Una ciudad "más amable"

A esta 'revuelta escolar' ha asistido la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Mar Espinar, quien ha asegurado que los vecinos siguen pidiendo al Consistorio que les escuche para conseguir un modelo de ciudad "más amable" en el que los niños tengan su espacio a la salida del colegio.

En concreto, ha trasladado que el problema en Chamberí es que los colegios apenas tienen espacio para las salidas y las aglomeraciones son "peligrosas" porque están rodeados de carreteras.

"En Islas Filipinas son muchos carriles donde los coches van rápido. Lo que se trata es de apaciguar un poco el tráfico en seguridad de los niños", ha indicado.