La plantilla de Thyssenkrupp en Móstoles inicia una huelga por unos despidos

Thyssenkrupp
Thyssenkrupp |Thyssenkrupp

El Comité de Empresa Thyssenkrupp TKelevator Manufacturing Spain Móstoles, la planta de la compañía alemana en la localidad madrileña, ha convocado, a partir de este lunes, una huelga, con paros diarios de cuatro horas, para evitar el despido de varios trabajadores de la compañía.

El Comité de Empresa denuncia en un comunicado que el jueves pasado se produjeron tres despidos de trabajadores "con más de 20 años en la empresa, siendo sus departamentos los que actualmente tienen más carga de trabajo", una decisión que "confirma el cambio en el modelo de la gestión del negocio".

"El tiempo trabajado en esta empresa y la situación del negocio ya no son condicionantes para que cualquier puesto de trabajo esté en entredicho", insiste el Comité, según el cual esta decisión "intenta instalar la cultura del miedo a los trabajadores y la sumisión de las decisiones jerarquizadas de la empresa".

Además, recuerda que en septiembre pasado se convocó una huelga para paralizar posibles despidos que se iban a producir, la cual "se anuló tras llegar a un acuerdo a mediación donde ambas partes acordaron abrir una mesa de negociación para buscar soluciones no traumáticas a los posibles despidos".

Sin embargo, denuncia que, con esa mesa abierta, se han encontrado con estos 3 despidos de personal "con más de 20 años en la empresa y con mujeres mayores de 50 años que incumplen la filosofía de la responsabilidad corporativa" que esta compañía siempre ha tenido y así acordado en el pasado septiembre.

Por ello, han decidido ir a la huelga, con paros de 4 horas diarios para esta semana, solicitando la readmisión de los despidos y "buscar soluciones no traumáticas para afrontar esta situación, con la negociación y el diálogo con los representantes legales de los trabajadores en esta empresa".