800 ovejas y 100 cabras trashumantes cruzan este fin de semana Madrid

  • El rebaño, guiado por el pastor-naturalista Jesús Garzón, regresa a León
  • Han pasado este duro invierno en una explotación de Villanueva del Pardillo
800 ovejas y 100 cabras trashumantes cruzan este fin de semana Madrid
El rebaño trashumante, entrando en la Comunidad de Madrid |JUAN GARCÍA

Las más de 800 ovejas y 100 cabras del rebaño de la trashumancia cruzan este fin de semana la Sierra de Guadarrama en su camino hacia los pastos de León, donde pasarán el verano.

El rebaño, que ha estado pasando el invierno en una granja de Villanueva del Pardillo, será recibido el sábado en el municipio de Guadarrama, donde descansarán por la noche en el parque de 'El Gurugú'.

Sólo en España y Escandinavia

El domingo el rebaño saldrá de este punto, en torno a las 10.00 de la mañana guiado por Jesús Garzón, presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza. Esta entidad tiene como objetivo reclamar la importancia de las vías pecuarias y de la ganadería trashumante como elemento necesario para el mantenimiento del medio natural y de la riqueza del mismo.

Jesús Garzón, pastor trashumante y naturalista / JUAN GARCÍA
Jesús Garzón, pastor trashumante y naturalista |JUAN GARCÍA

"Actualmente, en Europa, sólo existen dos regiones en las que perdura el desplazamiento del ganado de largo recorrido: en la región de Escandinavia con la trashumancia de renos y la española", puntualizan en el Ayuntamiento de Guadarrama.

"La Península Ibérica es un caso único ya que es el único que dispone de una red de vía pecuarias desde el siglo XIII", añaden. Lamentan que "gran parte de sus caminos se encuentran degradados por falta de cuidado y escasez de descansos y abrevaderos cada 5 ó 6 kilómetros".

Trashumancia, biodiversidad y empleo

"La trashumancia favorece el cuidado de la biodiversidad ibérica con más de 220 razas ganaderas autóctonas, 750 variedades distintas de cultivos, y unos 80.000 taxones de especies silvestres", explican desde Guadarrama.

Recuperar la trashumancia, según afirma la Asociación Trashumancia y Naturaleza, crearía 5.000 puestos de trabajo directos en el medio rural, que generarían empleo indirecto relacionado con la comercialización de los productos, el turismo o los servicios ambientales.