Termina en Madrid el plazo para pedir ayudas por discapacidad

  • La Comunidad de Madrid concede ayudas para transporte y adquisición de tecnología de apoyo
Termina en Madrid el plazo para pedir ayudas por discapacidad
Una persona en silla de ruedas |REDACCIÓN

Este martes termina el plazo para pedir las ayudas de la Comunidad de Madrid para fomentar la autonomía personal y la accesibilidad a personas en situación de dificultad o vulnerabilidad social, por un valor de 350.000 euros, que incluyen subvenciones de hasta 3.000 euros para facilitar la movilidad o adquirir tecnología de apoyo.

El objeto de estas ayudas, aprobadas en la pasada reunión del Consejo de Gobierno y publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) el pasado 27 de julio, es favorecer la integración social de las personas con discapacidad, sufragando total o parcialmente los gastos generados para atender las necesidades derivadas de su discapacidad y, así, lograr que puedan desenvolverse con normalidad en su vida cotidiana.

Dos líneas de ayuda

La convocatoria durante el presente ejercicio establece dos líneas de ayudas: La primera de ellas, centrada en facilitar la movilidad de los beneficiarios y una segunda, dirigida a la adquisición de tecnología de apoyo.

Entre las primeras ayudas, para facilitar la movilidad de personas con discapacidad, se financia con hasta 1.375 euros el taxi o VTC para ir al trabajo, y con 1.250 los trayectos a cursos de formación reglada. También se ofrecen hasta 700 euros para la compra de una silla de ruedas con motor eléctrico, hasta 1.000 para la adaptación de un vehículo a motor y hasta 2.000 para la eliminación de barreras en los vehículos destinados a trasladar a una persona con discapacidad.

Se conceden ayudas para el transporte de personas con discapacidad o adquisición de audífonos, ordenadores, tabletas, grúas, salvaescaleras, lupas, camas articuladas...

Y en cuanto a la segunda línea de ayudas, se otorga una cantidad entre los 100 hasta los 3.000 euros para la compra de audífonos, ordenadores, tabletas, sistemas de alarma adaptados a la discapacidad, camas articuladas, colchones antiescaras, sillas para ducha, grúas, salvaescaleras, lupas, gafas de alta graduación, termómetros o glucómetros parlantes.