Dos detenidos en Alcorcón por robar con el método de "la siembra"

Policía Nacional
Policía Nacional |Europa Press

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Alcorcón a dos individuos, con numerosos antecedentes policiales, como presuntos responsables en un delito de hurto cometido mediante el método conocido de "la siembra", aprovechando el descuido de sus víctimas.

Los hechos ocurrieron el 10 de abril. Una mujer denunció que había sido había sido víctima de un intento de robo cuando se disponía a hacer uso de su vehículo. Dos varones de unos 30 años de edad le habían tocado en la ventanilla, advirtiéndola que se le había caído al suelo unas monedas al subirse al mismo, aunque tras dudar, pensó que se podía tratar de un engaño y decidió no bajarse y llamar a la Policía.

Inmediatamente los agentes se personaron en el lugar de los hechos, comprobando como los dos sospechosos habían ya seleccionado a otra víctima a la pretendían sustraer sus efectos personales.

Los sospechosos, al detectar la presencia policial, se dieron a la fuga, siendo alcanzados finalmente por los policías en las inmediaciones, procediendo acto seguido a su detención, comprobando que contaban con varias reclamaciones judiciales y uno de ellos tenía decretado la expulsión de territorio nacional.

La investigación continua abierta, al objeto de determinar si los detenidos pudieran estar implicados en mas hechos delictivos con el conocido como método de la "siembra".

'Modus operandi'

Este tipo de delito suele ser cometido en grupo, con una claro reparto de tareas entre ellos, en el que uno de los sospechosos, tira al suelo un billete o bien monedas, para después llamar al atención de la víctima que previamente han seleccionado.

Acto seguido la indican que se le ha caído dinero, momento en el cual al agacharse para recogerlo, otro de los sospechosos aprovecha para sustraer las pertenencias.

Este 'modus operandi' es utilizado también frecuentemente en los cajeros automáticos, cuando las personas se disponen a extraer dinero, por lo que la Policía recomienda "desconfiar de los extraños que se acercan con algún pretexto, incluso aquellos que se ofrecen para ayudar, así como comprobar que se ha cerrado el vehículo y no dejar objetos a la vista en el interior del mismo".