En libertad con cargos la presunta autora de un incendio en el pantano de San Juan

  • El fuego se inició el 31 de julio en la desembocadura del río Cofio
En libertad con cargos la presunta autora de un incendio en el pantano de San Juan
Un foco del incendio del pantano de San Juan |EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha detenido este sábado a una mujer de 28 años como presunta autora del incendio del pasado verano en la zona del Pantano de San Juan, en San Martín de Valdeiglesias (Madrid), ya que, al parecer, prendió fuego a un papel que posteriormente originó las llamas.

Sin embargo, poco después, fue puesta en libertad con cargos por un delito de imprudencia grave.

Este fuego se inició el 31 de julio en la desembocadura del río Cofio, en torno a las 18.36 horas, que fue cuando tuvo conocimiento la Central Operativa en Servicio de la Guardia Civil.

La situación orográfica del lugar, donde se produjo el fuego, motivó el desalojo de las personas y las embarcaciones que estaban en el pantano, según recuerda el instituto armado.

Hora y cuarto después, la Guardia Civil de Tráfico tuvo que cortar la carretera M-501, a la altura del kilómetro 47, y desalojar a unas 100 personas de las urbanizaciones Puente de San Juan, el Morro y Rochas de Navas del Rey.

A las once de la noche los bomberos y las brigadas forestales lograron controlar el fuego, pero los servicios de emergencia mantuvieron medios de refuerzo durante toda la noche para evitar que se reprodujeran los focos.

Tras la total extinción del incendio, los agentes pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid abrieron una investigación, que comenzó con la inspección ocular de la zona para localizar elementos que permitieran identificar la procedencia del mismo.

Para avanzar en las pesquisas los agentes tomaron más de 30 declaraciones y desde el primer momento consideraron la negligencia como la causa más probable del delito.

Además, los investigadores centraron sus sospechas en dos mujeres que se encontraban cerca la zona de la desembocadura del río Cofio el día que se produjo el incendio.

Finalmente, los agentes supieron que una de ellas, al parecer, prendió fuego a un papel, lo que motivó el fuego que acabó calcinando 49 hectáreas.

La detenida ya ha sido puesta a disposición judicial, ya que se le imputa un delito de incendio forestal por imprudencia grave.