La app del abono transporte de Madrid se estrena con muchos fallos

La app del abono transporte de Madrid se estrena con muchos fallos
La app del abono transporte se estrena con muchos fallos

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un test masivo de su aplicación móvil para recargar los títulos de transporte público, en el que participará un máximo de 5.000 usuarios, con vistas a perfeccionar el software antes de abrirlo al público general en la segunda mitad de 2020.

Fuentes de la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras han explicado que se ha habilitado, dentro de la web del Consorcio Regional de Transportes (CRTM), una dirección (https://pilotoapprecargattp.crtm.es) en la que cualquier persona puede registrarse para participar en la prueba.

Este test se une a la prueba piloto que, desde hace un año, el CRTM ha ido realizando ininterrumpidamente con 500 personas, que según la Consejería "ha permitido ir corrigiendo fallos e incluyendo nuevas funcionalidades", como la renovación de la interfaz y la incorporación de la pasarela de pagos introducida el pasado diciembre.

Una vez se ponga a disposición del público, la app será gratuita y podrá utilizarse en móviles Android con tecnología NFC, aunque el CRTM está negociando con Apple para que se pueda extender al sistema operativo iOs.

Para usar la aplicación, el usuario deberá descargarla y registrar una tarjeta bancaria como medio de pago. Para recargar los títulos bastará con acercar la tarjeta de transporte al móvil, seleccionar el título que se quiere adquirir y pagar.

La Comunidad aspira a que, antes de acabar la legislatura, se pueda extender el uso del móvil como tarjeta de transporte virtual, prescindiendo del soporte físico.

Según datos de la Consejería de Transportes, cada mes se realizan alrededor de 1,7 millones de recargas, de las que más de la mitad se operan a través de la red de Metro, un 30 % en estancos y un 10 % en la red de Cercanías.

PRIMERAS IMPRESIONES

Los usuarios que han podido probar la aplicación han manifestado que aún hay muchos fallos en su uso y que en la mayoría de los casos no les permite la lectura de los abonos transporte.

Una de las peticiones más extendidas es la posibilidad, no solo de digitalizar el proceso de pago, sino poder llevar la tarjeta de transporte público en el móvil; es decir, escanearla desde la aplicación y no tener que llevarla físicamente encima.

En este momento hay cerca de 600 valoraciones de la aplicación en la 'app store' y 'play store' y, sobre una puntuación máxima de 5 estrellas, tan solo tiene 1, muy significativo de su funcionamiento actual.