Un policía nacional y un agente forestal salvan la vida de un niño de dos años atragantado con una aceituna

Un agente forestal salva la vida a un niño de dos años atragantado con una aceituna
Un agente forestal salva la vida a un niño de dos años atragantado con una aceituna |EUROPA PRESS

Un agente forestal y un policía nacional ha salvado la vida a un niño de 2 años que se había atragantado con una aceituna este sábado en la localidad madrileña de Villarejo de Salvanés.

Los hechos ocurrieron hacia las 14:40 horas de este sábado, cuando los padres del niño que se estaba ahogando salieron gritando a la calle donde encontraron al agente forestal Adrián Tajuelo y le pararon.

Maniobra de Heimlich

El pequeño pudo escupir la aceituna que le impedía respirar gracia a la maniobra de compresión torácica "Heilmlich".

Rafa, policía nacional de la unidad de UPR (Unidad de Prevención y Reacción) que ayudó junto con el agente forestal a salvar la vida al pequeño, ha asegurado a Telemadrid.es que estaba arreglando la puerta de su casa cuando escuchó los gritos de la madre del pequeño “mi hijo se ahoga”.

Cuando salió para ofrecer su ayuda, se encontró con varios agentes forestales, el padre y la madre del niño y algunos vecinos. Se unió rápidamente a la actuación de uno de los agentes forestales que agarraba al niño “pensé como no actúe el niño se muere”. Asegura que tras su labor, se marchó a su casa sin identificarse. Recuerda que no estaba de servicio.

“Pensé como no actúe el niño se muere”

Desde el 112 aclaran que recibieron la llamada de los agentes forestales y que en ningún momento se les comunicó que el vecino que ayudó junto con Adrián, el joven agente forestal, a que el niño pudiera escupir la aceituna, fuera un agente de la Policía Nacional fuera de servicio.

Recuerdan desde el SUMMA 112 que cualquier reacción que sirva de ayuda mientras que se aguarda la llegada de los servicios sanitarios es bienvenida y agradecida.