El mural de Robert Capa en Vallecas, convertido en un vertedero

El mural de Vallecas ubicado junto a la casa bombardeada que fotografió Robert Capa en la Guerra Civil está en un lamentable estado.

El icónico homenaje a uno de los padres del fotoperiodismo ha quedado convertido en un vertedero.

Hay cristales por todas partes y acumulación de escombros en la zona. "Así en esta plaza llevan como dos años sin venir los equipos de limpieza desde que la vallaron" asegura uno de los vecinos de la zona.

Los vecinos denuncian el abandono

"El deterioro es asombroso, se había convertido en un parking y desde que la vallaron parece un vertedero" denuncian. Las asociaciones de vecinos piden que se cuide una zona pública que consideran "inadmisible" que la hayan convertido en un basurero. Collares, maderas, piedras y todo tipo de objetos que convierten a los aledaños del mural en un entorno peligroso para los vecinos cuando llueve.

"Para todos los vecinos mayores de Vallecas esta zona de Entrevías era un acontecimiento, un patrimonio histórico que hoy en día han convertido en un vertedero de basura y escombros" denuncian.

Ocupa cien metros de un solar abandonado que pretendía recuperarse en memoria de la guerra junto a la casa de Peironcely.

Peironcely 10, casa construida en 1927 e inmortalizada por el fotógrafo húngaro en 1939, ha quedado inmortalizada en el imaginario colectivo con marcas de metralla en su fachada y niños jugando entre la devastación de la guerra.