Récord de multas por botellón en Madrid en el último fin de semana de mayo

  • Se produjeron 269 sanciones por no usar mascarilla y 32 locales fueron multados por incumplimiento de horario de cierre o aforo superior al autorizado, según el balance de la Policía Municipal de Madrid.
  • Por otro lado la Policía Nacional detuvo a 4 personas en una fiesta ilegal en Puente de Vallecas.
Jóvenes de botellón en un parque
Jóvenes de botellón en un parque |EUROPA PRESS

La Policía Municipal de Madrid interpuso el pasado fin de semana un total de 1.069 multas por consumo de alcohol en vía pública, todo un récord desde el inicio de la pandemia, según fuentes del Area de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento.

En concreto, los agentes pusieron 455 denuncias por 'botellón' el viernes, 357 el sábado y 257 el domingo.

El anterior fin de semana fueron 981 denuncias, el tercer fin de semana de mayo 873, 666 en San Isidro y 650 el fin de semana en el que decayó el estado de alarma. Por tanto, las multas por este concepto han ido aumentando según avanzaba la primavera, ya que abril se registraron 2.776 denuncias.

Por otro lado, se pusieron en los 269 sanciones por no usar mascarilla estando obligado a ello (81 el viernes, 110 el sábado y 78 el domingo). Y hubo, entre los tres días, 32 sanciones a locales por incumplimiento de horario de cierre o aforo superior al autorizado.

Fiesta ilegal en Vallecas

En este caso, fueron agentes de la Policía Nacional, los que detuvieron el sábado a cuatro personas por montar una fiesta ilegal en Puente de Vallecas y retener a varios asistentes que querían marcharse de la misma.

Todo ocurrió la madrugada del sábado en un local del polígono de La Cerámica en Puente de Vallecas donde se celebraba una fiesta multitudinaria. Dos chicas que estaban allí avisaron a sus amigas que no les dejaban salir del local, por lo que estas llamaron a la Policía.

Cuando llegaron los agentes, sobre las 5 de la mañana, encontraron a 90 personas, 60 personas en la parte de arriba y 30 en la de abajo. Por todo ello, los agentes desalojaron la fiesta y detuvieron a cuatro personas de nacionalidad españoles y de 23, 24, 32 y 37 años. Dos de ellos están acusados de detenciones ilegal y los otros dos de resistencia a la autoridad