Piden que los vecinos de Madrid puedan volver a los plenos municipales

  • Consideran "incoherente" prohibir la presencia mientras se relajan las medidas sanitarias en otros ámbitos y sectores
La Casa del Reloj, sede de la Junta de Distrito de Arganzuela
La Casa del Reloj, sede de la Junta de Distrito de Arganzuela |MADRID.ES

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) se ha dirigido al Ayuntamiento de Madrid para que rectifique cuanto antes la prohibición de asistencia vecinal a los plenos de las juntas municipales de distrito.

La organización ha recibido con sorpresa y estupefacción una norma que, literalmente, cierra la puerta de las juntas a los vecinos y vecinas y relega su participación al envío, por escrito, de sus peticiones, quejas y propuestas.

"Carece de toda lógica que se prohíba la asistencia a los plenos del vecindario precisamente en el momento en que todas las administraciones están relajando sus medidas en todos los sectores gracias al avance de la vacunación y a la mejora de la situación sanitaria", afirman desde la FRAVM.

Hostelería sí, plenos no

La federación vecinal advierte que mientras la Comunidad levanta las restricciones horarias en la hostelería y el ocio nocturno y suprime las limitaciones de aforo en cines y teatros, el Consistorio que dirige José Luis Martínez Almeida "impida a los ciudadanos y ciudadanas tomar parte, de manera presencial, de los espacios en los que sus representantes debaten y votan asuntos de su barrio y distrito, cuestiones que les afectan en su día a día".

La FRAVM solicita a la concejal delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, Silvia Saavedra, que “reconsidere la prohibición de participación presencial en los plenos de distrito".