El madrileño barrio de Orcasitas estrena sus dos primeros edificios libres de amianto

En primer plano el nuevo tejado de un inmueble. Al fondo, edificios con uralita
En primer plano el nuevo tejado de un inmueble. Al fondo, edificios con uralita |AAVV ORCASITAS

Más de 40 años llevan viviendo 5.000 familias madrileñas de Orcasitas con la amenaza del amianto sobre sus cabezas. Los tejados de muchos de los edificios de viviendas se remataron con uralita, un material también conocido como fibrocemento que incluye asbestos en su composición.

Desde esta semana dos edificios están libres de esta amenaza al haber conseguido retirar la uralita y sustituirlo por otro tipo de solución sin impacto en su salud. Quedan no obstante 114 bloques de viviendas en los que todavía esperan la retirada del amianto.

Desde 2002 este material está considerado como potencialmente cancerígeno. De hecho, muchos vecinos han desarrollado tumores y se ha detectado un número creciente de casos de cáncer en esta parte de la ciudad.

El amianto no solo resulta peligroso para el que vive bajo él. También lo es para los que pasean por los alrededores de los inmuebles ya que las partículas de asbestos se desprenden y son transportadas por el viento.