Niveles de calidad de aire malos o muy malos en varias zonas de Madrid

  • La situación en Cuatro Caminos y Castellana es muy mala y en 5 zonas más es mala con las partículas en suspensión disparadas
  • Sólo El Pardo refleja una calidad muy buena del aire en la capital
Vista de Madrid desde el aeropuerto de Barajas días después de la gran nevada
Vista de Madrid desde el aeropuerto de Barajas días después de la gran nevada |EFE

La bolsa de aire frío sobre Madrid provoca la acumulación en el aire de los gases procedentes del transporte, pero sobre todo de las calderas que estos días están puestas más tiempo.

Las estaciones de medición de la contaminación de Castellana y Cuatro Caminos registraban el mediodía de este viernes los peores niveles. En especial de partículas PM 2,5 lo que ha llevado a calificar la calidad del aire en su entorno de muy malo.

Estado de la calidad del aire en Madrid este viernes al mediodía / AYTO MADRID
Estado de la calidad del aire en Madrid este viernes al mediodía |AYTO MADRID

En Méndez Álvaro, Plaza Elíptica, Puente de Vallecas, Plaza de Castilla y Sanchinarro la calidad del aire es mala, según la red municipal. En algunas de ellas se combinan niveles altos de partículas PM2,5 y PM10.

El aire más limpio de la capital está este viernes en El Pardo, Retiro, Barrio del Pilar o el Ensanche de Vallecas.

Partículas muy peligrosas

Las partículas PM2,5 tienen un tamaño de 2,5 micrómetros y tienen mayor poder de penetración en la vías respiratorias que las PM10, de mayor tamaño. La exposición continuada a este tipo de sustancias puede contribuir al desarrollo de enfermedades pulmonares y cardiovasculares.

Incluso está estudiada la mayor afectación de la población de Madrid menor de 10 años y el aumento de ingresos hospitalarios a causa de complicaciones respiratorias.

A raíz de la pandemia de coronavirus también se ha puesto de manifiesto que una mala calidad del aire también puede empeorar el pronóstico de personas que padecen la Covid.

En la capital existen aún 200 calderas de carbón y 2.250 de gasoil que emiten más gases nocivos que el gas natural. En enero de 2022 no debería quedar ni una en la ciudad, según anunció el Ayuntamiento de Madrid dentro de su estrategia medioambiental.