La Mancomunidad del Sureste de Madrid, lanzadera de empleo para los vecinos de la comarca

Aula de formación de la Mancomunidad de Servicios del Sureste de Madrid
Aula de formación de la Mancomunidad de Servicios del Sureste de Madrid |MISSEM

43 personas han encontrado trabajo en el último año gracias al servicio de orientación al empleo de la Mancomunidad Intermunicipal de Servicios Sociales del Sureste de Madrid (Missem). Una lanzadera que ayuda a más de un centenar de vecinos de la Mancomunidad a insertarse en el mercado laboral favoreciendo su empleabilidad.

Aumenta la participación

El servicio, que desde esta semana ha iniciado jornadas presenciales de orientación en Campo Real y Loeches, ha aumentado su participación un 40% en los últimos meses. De hecho, en el último ejercicio, ha realizado más de 580 atenciones a los 112 vecinos de la Mancomunidad derivados por los Servicios Sociales a este servicio.

La iniciativa está enfocada hacía las personas más vulnerable derivadas por los Servicios Sociales de los ayuntamientos

Esta es precisamente una de las características del servicio: está enfocado esencialmente a aquellas personas que los Servicios Sociales seleccionan como más vulnerables. Un proceso que se inicia con entrevistas individuales para analizar su situación socio-económica para derivar después a la lanzadera.

En este sentido, los usuarios no sólo reciben por mensajería instantánea ofertas diarias en las que encaja su perfil, sino que se les enseñe a realizar un vídeocurriculum, técnicas para superar una entrevista o de autocandidatura, manejo de redes sociales o de mejora de su marca personal.

Claves para participar en la bolsa de empleo para auxiliares administrativos en la Missem
Claves para participar en la bolsa de empleo para auxiliares administrativos en la Missem
Claves para participar en la bolsa de empleo para auxiliares administrativos en la Missem

Claves para participar en la bolsa de empleo para auxiliares administrativos en la Missem

Mujeres, la mayoría

El perfil mayoritario de las personas que atiende la lanzadera (un 63%) es el de una mujer de entre 36 y 45 años, de nacionalidad española, sin estudios y con una falta de formación que le ha desencadenado en no encontrar empleos estables.

Una problemática a la que, en la mayoría de los casos, se le suman las cargas familiares, la carencia de un grupo de apoyo para cuidar a los hijos mientras trabajan o la dificultad para desplazarse hasta el puesto de trabajo.

El segundo grupo más numeroso es el de los jóvenes de 26 a 35 años, mientras que los mayores de 55 son los que menos solicitan este servicio

Por edades, el segundo grupo más numeroso es el de los jóvenes de 26 a 35 años, mientras que los mayores de 55 son los que menos solicitan este servicio, tan sólo un 9% del total. Respecto a la nacionalidad de los usuarios, el 62% son españoles, y del 38% de nacionalidad extranjera los más numerosos son los marroquíes, un 17%.

Respecto a los perfiles más demandados en los que más han encontrado trabajo el 38% de los usuarios de la lanzadera está la hostelería y el sector socionasitario, en especial en el caso de las mujeres.