Madrid, la ciudad europea con mayor mortalidad por dióxido de nitrógeno

  • Según un estudio que ha analizado 1.000 urbes de países europeos
  • Se podrían evitar más de 200 fallecimientos anuales si se cumplieran los límites de la OMS
Madrid, la ciudad europea con mayor mortalidad por dióxido de nitrógeno
Tráfico en la M-30 de Madrid |TELEMADRID

Madrid es la ciudad europea con mayor mortalidad por el contaminante dióxido de nitrógeno (NO2), por delante de Amberes (Bélgica), Turín (Italia), París (Francia), Milán (Italia) y Barcelona, según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación "La Caixa".

La investigación, que ha analizado más de 1.000 ciudades de 31 países europeos, ha concluido que entre todas ellas podrían evitar hasta casi 43.000 muertes prematuras cada año si cumpliesen con la recomendación de la OMS en cuanto a proximidad residencial a espacios verdes.

Madrid vuelve a incumplir la normativa europea pese a la caída de la polución
Madrid vuelve a incumplir la normativa europea pese a la caída de la polución
Madrid vuelve a incumplir la normativa europea pese a la caída de la polución

Madrid vuelve a incumplir la normativa europea pese a la caída de la polución

Los datos se han dado a conocer a través de una publicación en 'The Lancet Planetary Health' y la lista elaborada se puede consultar a través de la web www.isglobalranking.org.

Según esta lista, en Madrid se podrían evitar hasta 206 muertes al año si los niveles de NO2 estuvieran dentro de los límites que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), y hasta 2.380 si tuviera los niveles de NO2 de la ciudad con mejor contaminación de Europa.

Mortalidad por falta de Naturaleza

También ISGlobal ha estimado la mortalidad atribuible a la falta de espacios verdes en 978 ciudades y 49 áreas metropolitanas. Esta carencia de espacio verde estaría asociada con 42.968 muertes, que se podrían evitar cumpliendo con las indicaciones de la OMS.

La lista de ciudades con mayores índices de mortalidad atribuible a la falta de espacios verdes incluye ciudades de Grecia, Europa del Este, las repúblicas bálticas, Italia, así como la mayoría de capitales del continente. Entre estas últimas, las que muestran mayor mortalidad son Atenas, Bruselas, Budapest, Copenhague y Riga.