Leganés cierra el laboratorio municipal y privatiza este servicio

  • Era el encargado del análisis de aguas, el aire y los alimentos de los comedores escolares
  • Una empresa radicada en León se encargará de estas funciones, según señala la oposición
Sede del laboratorio leganense
Sede del laboratorio leganense |GSV

El Ayuntamiento de Leganés ha acordado el cierre del laboratorio municipal, un ente que se encargaba, entre otros servicios, de vigilar la calidad del agua de los grifos domésticos y de los parques y jardines, de la calidad del aire y del polen y de la comida que se servía en los comedores escolares.

Según ha avanzado el portavoz del PP, Miguel Angel Recuenco, y han confirmado a Efe fuentes municipales, el Gobierno municipal, formado por PSOE y Ciudadanos, ha decidido eliminar este laboratorio y subcontratar los servicios que ofrecía hasta ahora a una empresa externa, reubicando a los trabajadores municipales en otros puestos.

"La desaparición del laboratorio lleva acarreada una privatización del servicio, del que se encargará, ya veremos cuando, un laboratorio ubicado en León", han añadido desde el PP de Leganés, donde lamentan que "este servicio deje de existir tras 40 años de trayectoria".

Desde la formación popular temen que, tras la externalización de este servicio, "se dilaten los protocolos para, entre otras cosas, analizar el agua que riega el césped en el que juegan los más pequeños, la medición del polen y, más peligroso aún, la comida de los comedores escolares".

Hasta test de embarazo

Sin embargo, desde el Gobierno municipal insisten a Efe que se trata de una medida que busca "optimizar el servicio y reducir los costes", ya que "en estos momentos la realidad ha cambiado mucho desde que se creó el laboratorio municipal, una época en la que este servicio realizaba incluso test de embarazo".

"De los grandes municipios del sur de Madrid solo Getafe dispone de laboratorio municipal y el Ayuntamiento de Leganés estima que esta medida permitirá adecuarlo a la nueva realidad, garantizando en tiempo y forma la prestación del servicio", reiteran a Efe fuentes municipales.

Además, recalcan que el nuevo contrato "cubre por una fracción del coste del laboratorio los mismos servicios que se daban hasta ahora" y que "el tiempo de respuesta a las urgencias establecido en el contrato es el mismo o menor que el que había hasta ahora".

"El desprecio a los servicios públicos del alcalde socialista, Santiago Llorente, se ha convertido en su seña de identidad", ha criticado Recuenco, quien ha recordado que también "están haciendo todo lo posible por cargarse el Centro de Atención al Drogodependiente (CAID)".

Recomendamos