Fundación Madrina entrega 4 toneladas de leña en Cañada Real ante la previsión de lluvias y frío

  • Piden al Ayuntamiento que done a las familias la madera de los árboles derribados por el temporal de nieve
  • A los cortes de luz se suman ahora los de agua y la creación de un lodazal por el deshielo
Una residente de Cañada Real se calienta con las brasas de un bidón
Una residente de Cañada Real se calienta con las brasas de un bidón |FUNDACION MADRINA

La Fundación Madrina ha donado cuatro toneladas de leña a las familias más vulnerables con hijos menores de la Cañada Real Galiana (Comunidad de Madrid), con el objetivo de paliar las posibles consecuencias de las lluvias y el frío que se prevén para esta semana.

Tal y como ha informado la entidad, en esta iniciativa se ha primado la entrega a aquellas familias que viven en los asentamientos del barrio "más alejados" de las zonas urbanizadas, es decir, donde "no llegan el asfalto ni las ayudas".

Tras la nieve, lodo y frío

Fundación Madrina, explica, quiere "calentar los hogares y la comida" de los niños en las zonas más bajas de la Cañada, frente a las "lluvias intensas". Esta situación, advierte, generará "un riesgo adicional de humedad, lodo y frío" para estos menores y sus familias.

Según han explicado estas personas, los padres de los niños temen que estos vayan estos días al colegio por el lodo y el barro acumulado por el deshielo, unido al miedo a las consecuencias de las lluvias en el camino y a que no poseen ropa de cambio para los niños al carecer de agua corriente y luz.

Ropa de abrigo y agua

Los voluntarios han llegado, además, hasta las familias aisladas con muchos menores y que carecían de alimentos, leña y ropa de abrigo y de repuesto para los pequeños. Se les ha entregado, comida, fruta, pañales, agua potable y ropa de abrigo.

"La falta de luz y de agua corriente, impide lavar la ropa de los menores, corriendo los mismos un grave riesgo de enfriamiento, hipotermia o neumonía", ha denunciado Fundación Madrina, que ha reclamado "ropa limpia, zapatillas, calcetines, botas de agua, guantes, bufandas, gorros para el frío, estufas y cocinas de gas" para estas familias.

En este sentido, ha llamado al Ayuntamiento de Madrid a llevar la leña de los árboles caídos por el temporal en Madrid a las familias más vulnerables con hijos menores de la Cañada Real. "Estos restos de árboles caídos siguen quemándose en Valdemingómez a escasos metros de las familias afectadas por el corte de luz y agua", ha lamentado la fundación.