Primera denuncia por la muerte de una persona asociada a la falta de luz en la Cañada Real

Vista de la Cañada Real cubierta de nieve
Vista de la Cañada Real cubierta de nieve |EFE

La familia de un vecino del poblado madrileño de la Cañada Real fallecido el pasado 2 de enero ha presentado este miércoles la que será la primera denuncia por una muerte debida a la falta de suministro eléctrico.

Los familiares del fallecido, de 72 años, piden que se investigue el fallecimiento y su relación con el corte de luz y la falta de restablecimiento del mismo, según informa un comunicado.

Por ello, han presentado este miércoles una denuncia ante los juzgados madrileños de Plaza de Castilla donde se atribuye indiciariamente un delito de omisión del deber de socorro a las autoridades de la Comunidad de Madrid, en concreto el Comisionado de Cañada Real Galiana, así como a los responsables de la empresa Naturgy.

Para la familia del fallecido, que también presentará un escrito ante la Fiscalía de Protección de Mayores, "la inacción ante la situación que se avecinaba en Cañada Real Galiana es culpable pues el riesgo para la salud venía siendo advertido por múltiples organismos".

Según relata el comunicado, tras más de dos meses sin suministro eléctrico, el fallecido, residente en el Sector 6 de la Cañada Real, comenzó a sentirse mal a partir del 17 de diciembre; se encontraba destemplado y además mantenía "un tono depresivo" debido al corte de luz.

Falleció dos semanas después, el pasado 2 de enero, debido a una parada cardiorrespiratoria.

Gozaba de buena salud y, tras dedicarse al sector de la construcción, actualmente percibía una pensión no contributiva y convivía con su mujer y resto de familia.