Detenidos cinco jóvenes en Madrid por intentar quemar un contenedor en la calle Trujillos

Policía Municipal de Madrid
Policía Municipal de Madrid |Policía Municipal de Madrid

Cinco jóvenes han sido detenidos esta noche en Madrid por intentar quemar un contenedor en la calle Trujillos cuando ya había concluido el dispositivo policial encargado de impedir desórdenes en la manifestación convocada para apoyar al rapero condenado Pablo Hasel.

Los cinco jóvenes fueron detenidos por agentes de la comisaría de Centro que se encontraban en la periferia del dispositivo de seguridad dispuesto para la manifestación convocada en la plaza de Callao, que concluyó de forma pacífica.

Los jóvenes fueron detenidos por desórdenes públicos al intentar quemar un pequeño contenedor, según las fuentes, que no mencionaron la hora del incidente.

Esta noche más de un centenar de personas se ha manifestado de forma pacífica en la plaza de Callao por segunda vez esta semana para apoyar a Hasel, en medio de un fuerte dispositivo policial destinado a impedir que se repitiesen los disturbios del miércoles pasado.

Manifestación pacífica

Desde las 19:00 horas, como estaba previsto, los manifestantes han coreado consignas y enseñado pancartas en apoyo a Pablo Rivadulla Duró, conocido como Pablo Hasel, condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y encarcelado el martes pasado.

En Callao, un cordón policial ha separado la plaza de la calle Gran Vía, en una zona controlada por unos veinte furgones policiales y trescientos agentes uniformados y de paisano, además de un helicóptero que sobrevolaba la zona.

La protesta en apoyo a Hasél termina sin incidentes y con el centro de Madrid blindado
La protesta en apoyo a Hasél termina sin incidentes y con el centro de Madrid blindado
La protesta en apoyo a Hasél termina sin incidentes y con el centro de Madrid blindado

La protesta en apoyo a Hasél termina sin incidentes y con el centro de Madrid blindado

Hacia las 20:30 horas, una gran parte de los manifestantes ha abandonado la zona, aunque alrededor de un centenar de jóvenes permanecía después de las 21:00 en la plaza coreando consignas.

El centro de Madrid fue escenario el miércoles de unos disturbios, réplica de los ocurridos en Barcelona por el ingreso en Hasel en prisión, que se saldaron con 19 personas detenidas y 55 heridas, 35 de ellas policías, y daños materiales en los comercios de la zona.