Detenidos en Móstoles por sustraer el teléfono a un hombre que se negó a participar con ellos en un robo

La Policía Nacional ha detenido a dos individuos, uno de ellos menor de edad, como presuntos autores de un robo con violencia e intimidación, por sustraer el teléfono a otro varón que se negó a participar con ellos en un robo. La víctima fue conducida al lugar de los hechos, engañada por un conocido suyo. Uno de los detenidos amenazó a la víctima con un cuchillo y le golpeó para arrebatarle su teléfono móvil cuando se negó a la propuesta.

Los hechos sucedieron a mediados del mes de abril, cuando la víctima denunció un robo con violencia e intimidación. Informó a los agentes de que esa misma tarde había quedado con un conocido suyo, que le iba presentar a un amigo, quien le propondría participar en un negocio.

El asunto consistía en crearse un perfil falso en un conocido portal de compra venta de objetos de segunda mano, con la finalidad de interesarse por la adquisición de algún teléfono móvil de alta gama. Una vez hubiera concertado una cita con el vendedor, tenía que arrebatarle el terminal y salir corriendo, momento en el que le estarían esperando en un vehículo en las proximidades, para abandonar rápidamente el lugar.

Después de escuchar la propuesta, el denunciante rechazó participar en este ofrecimiento. Esta negativa propició que uno de los detenidos amenazase a la víctima con un cuchillo y tras golpearle, le arrebatara su propio teléfono móvil. El agresor le dijo al denunciante que le devolvería su terminal si le conseguía a dos personas para llevar a cabo lo que le habían propuesto. En esos instantes, y debido al miedo que sentía, aceptó la propuesta, pero en cuanto le dejaron marchar, acudió inmediatamente a comisaría para interponer denuncia.

Tras la investigación llevada a cabo, los agentes lograron determinar la identidad de los dos presuntos autores de los hechos, resultando ser uno de ellos menor de edad. Después de la identificación de los mismos, procedieron a su detención como presuntos responsables de un delito de robo con violencia e intimidación, pasando ambos a disposición judicial.