Detenidas tres mujeres en Mejorada del Campo en una operación contra la trata y la prostitución

Detenidas tres mujeres en Mejorada del Campo en una operación contra la trata y la prostitución
Agentes de la Policía Nacional |EUROPA PRESS

La Policía Nacional ha detenido a tres mujeres por un presunto delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y relativos a la prostitución, a la vez que ha sido liberada una víctima, menor de edad, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo.

La investigación, desarrollada por el Grupo VII de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional en el marco de la ‘Operación Arca’, se inició tras recibir los agentes informaciones y denuncias a través del Servicio de Atención de Trata de Seres Humanos a raíz de las cuales tuvieron conocimiento de que una mujer, menor de edad, ejercía supuestamente la prostitución en un domicilio de Mejorada del Campo (Madrid).

Las pesquisas policiales llevaron a localizar dicho inmueble y, tras diseñar un dispositivo en torno a éste, se comprobó que una mujer menor ofrecía servicios sexuales a cambio de dinero en compañía de las otras tres mujeres detenidas.

Entre las detenidas se encontraba la madre de la menor, quien consentía y se lucraba económicamente de la explotación sexual de su hija, con la ayuda de las otras dos mujeres arrestadas, siendo una de ellas la encargada de la vivienda o ‘madame’, conocedora de la minoría de edad de la víctima. Las tres mujeres ya han pasado a disposición judicial.

Cuatro mujeres liberadas

La ‘Operación Arca’, desarrollada por el Grupo Operativo VII de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, se inició en el mes de agosto con el propósito de luchar contra la trata de seres humanos, concretamente con el objetivo de localizar a posibles víctimas de explotación sexual en locales de alterne de la ciudad de Madrid.

El operativo ha dado como resultado, hasta la fecha, la liberación de cuatro mujeres, de diferentes nacionalidades, como víctimas de trata de seres humanos tras la inspección de 45 locales, la identificación de 330 personas y un total de 155 entrevistas mantenidas con posibles víctimas de este delito.

Las informaciones obtenidas en estas entrevistas, así como denuncias recibidas en el Servicio de Atención de Trata de Seres Humanos, fueron de utilidad para los agentes que iniciaron la localización de diversas situaciones de supuesta explotación sexual que se estarían desarrollando en la Comunidad de Madrid, dando como resultado la liberación de cuatro mujeres hasta el momento.