Destapan una estafa en el pago de impuestos en Registros de la Propiedad por compraventas de inmuebles

  • Una gestora de Madrid podría haberse apropiado de más de 100.000 euros en tasas no declaradas
  • Las investigaciones se han extendido a varias localidades españolas
Destapan una estafa en el pago de impuestos en Registros de la Propiedad por compraventas de inmuebles
Registro de la Propiedad de Navalcarnero |GSV

La Guardia Civil, en colaboración con la Agencia Tributaria, ha destapado una estafa que se venía practicando desde hace al menos cinco años en los trámites de las inscripciones en las notas de inmuebles en los Registros de la Propiedad en localidades de Castellón y Madrid.

Según las investigaciones, la trabajadora de una gestoría de Madrid habría falseado el pago de impuestos en compraventas y que se ha podido apropiar de más de 110.000 euros. Tanto a esta trabajadora como al despacho profesional se les podría acusar de delitos de falsedad documental, estafa y usurpación de estado civil.

Una trama extendida a varias provincias

La denominada operación "Nus" se inició el mes de enero tras la presentación de una denuncia por parte de una registradora de la propiedad que exponía que a finales de 2018 trataron de inscribir en su oficina de Registro una escritura de compraventa y una escritura de préstamo hipotecario sobre una finca ubicada en la provincia. Finalmente, ambas escrituras no se practicaron al no justificar ni acreditar el pago de los impuestos correspondientes.

Posteriormente presentaron una segunda copia del documento de compraventa, que fue calificada negativamente por la misma Registradora. Estos hechos fueron notificados a la gestoría que presentó el trámite.

La citada gestoría al conocer lo anteriormente expuesto, comenzó los contactos con el Registro de la Propiedad, y aportaron la documentación obrante en el expediente. Fue entonces cuando la denunciante se percató de la falsedad de la nota simple, de la nota de despacho, y de dos facturas a nombres de registradores residentes en Málaga y Madrid, a los cuales se les informó y se les tomó declaración por parte de los guardias civiles como perjudicados de los hechos.

Las alarmas saltaron cuando los agentes investigadores, en el momento de la denuncia, además de los documentos presentados por la registradora, comprobaron la posible falsificación de los modelos 600 vinculados a los pagos de los impuestos, tanto de la compraventa como los de la hipoteca.

A lo largo de la investigación en varias provincias, se han podido identificar otras operativas fraudulentas con el mismo “modus operandi” en la que se han visto afectados el Registro de la Propiedad 2 de Navalcarnero, con el impago de los impuestos correspondientes a la Agencia Tributaria de Madrid, y el Registro de la Propiedad 1 de Pozuelo de Alarcón.