El Ayuntamiento de Majadahonda reabre este sábado todos los accesos y caminos del Monte del Pilar

  • Han concluido las labores de revisión, poda y limpieza, sólo quedan cerradas las zonas más inaccesibles donde se sigue trabajando
  • El 95% de los ejemplares del Monte, en su mayoría pino y encina, sufrieron daños por Filomena
El Ayuntamiento de Majadahonda reabre este sábado todos los accesos y caminos del Monte del Pilar
Ramas y troncos retirados en el Monte del Pilar de Majadahonda |AYTO MAJADAHONDA

El Ayuntamiento de Majadahonda reabre este sábado todos los accesos y caminos principales del Monte del Pilar tras concluir las faenas de revisión, poda y limpieza del arbolado en los márgenes de los mismos.

Sólo se mantienen cerradas las zonas más inaccesibles donde continuarán las tareas hasta que la seguridad de los usuarios esté garantizada.

Efectos devastadores

Los efectos de la tormenta de nieve, de más de 50 cm, del pasado enero fueron devastadores para el parque forestal, donde el 95% del arbolado, en su mayoría pino y encina, resultó dañado.

Desde entonces, varias cuadrillas de profesionales han trabajado sin descanso, ayudados por plataformas móviles, tractores y trituradoras, para despejar los caminos y que pudieran ser transitados con tranquilidad.

El alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz, ha celebrado la apertura de este pulmón verde de Majadahonda tan esperada por los vecinos y ha agradecido “el trabajo incansable que ha permitido que se lleve a cabo en condiciones de seguridad para todos”.

14 millones en daños al arbolado

Las actuaciones han permitido despejar de forma paulatina diversas áreas integradas en el Monte del Pilar. El pasado 20 de febrero se abrieron unas 30 hectáreas de la zona de disuasión –Gran Parque y Avenida Rey Juan Carlos I- y dos días más tarde otras 60 hectáreas con acceso desde el Pinar del Plantío.

Los estudios del Consistorio han cifrado en 14 millones de euros los daños tras el temporal de nieve sobre la totalidad del arbolado del municipio. Así, se ha tenido en cuenta una estimación del valor patrimonial a la que hay que sumar el coste de tala y reposición de ejemplares.