El Ayuntamiento de Madrid aprueba la Ordenanza de Calidad del Aire para reducir la contaminación

El Ayuntamiento de Madrid aprueba la Ordenanza de Calidad del Aire para reducir la contaminación
Tráfico en las calles de Madrid |TELEMADRID

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la nueva Ordenanza de Calidad del Aire, con el apoyo de todos los grupos municipales salvo Más Madrid, que implementará numerosas medidas para reducir la contaminación y mejorar la calidad medioambiental de la calidad.

De este modo, entrará en vigor tras haber sido aprobada por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid y haber pasado por la Comisión de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio madrileño.

Esta nueva ordenanza, que renueva la anterior que data de 1985, “marca un antes y un después en la lucha por la calidad del aire y la sostenibilidad”, por lo que, “por primera vez en décadas, asumimos la mejora de la calidad del aire como una prioridad para mejorar la calidad de vida”, destacó el delegado Borja Carabante.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad incidió en que la nueva Ordenanza de Calidad del Aire “es un hito”, ya que, por primera vez, la ciudad de Madrid “tendrá una regulación integral y homogénea”.

Fin de las calderas de carbón

Durante su intervención en el plano, Carabante explicó que la ordenanza tendrá dos ejes claros de actuación. Por un lado, la mejora de calidad del aire “con medidas innovadoras”, que incluirá la eliminación de las 200 calderas de carbón que aún existen en inmuebles de la capital. Para ello, se darán ayudas a estos edificios para llevar a cabo esta reforma.

Por otro lado, informó que la nueva ordenanza faculta a la Policía Municipal a inmovilizar un vehículo que sobrepase la emisión de humos y le podrán exigir que vuelva a pasar la ITV aunque la tenga en vigor.

Además, apuntó que los organizadores de eventos en los que haya una congregación de más de 5.000 personas, tendrán que presentar una memoria de impacto medioambiental y deberán presentar medidas compensatorias para reducir el impacto.

También, los edificios de nueva edificación deberán reservar un espacio para instalaciones que permitan el autoconsumo de energía eléctrica, al igual que los inmuebles que acometan una rehabilitación.

“El objetivo es avanzar a que Madrid sea una ciudad electrificada y que todos los aparcamientos cuenten con puntos de recarga”, concluyó el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio madrileño.

.