La Audiencia de Madrid eleva al Tribunal Superior de Justicia la causa del 'Rey del Cachopo'

La Audiencia de Madrid eleva al Tribunal Superior de Justicia la causa del 'Rey del Cachopo'
Juicio a César Román, el 'Rey del Cachopo' |EUROPA PRESS

La Audiencia Provincial de Madrid elevará este viernes al Tribunal Superior de Justicia la causa contra César Román, el Rey del Cachopo, para que dirima sobre el recurso de apelación interpuesto por su defensa contra la sentencia condenatoria, en el que solicita la nulidad del juicio.

Según han informado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la Sección 26 de la audiencia madrileña dará trasladado este viernes a la Sala de Apelaciones del Alto Tribunal del testimonio de las actuaciones.

La familia de Heidy Paz recurre la denegación de la entrega del cuerpo para su repatriación e incineración
La familia de Heidy Paz recurre la denegación de la entrega del cuerpo para su repatriación e incineración
La familia de Heidy Paz recurre la denegación de la entrega del cuerpo para su repatriación e incineración

La familia de Heidy Paz recurre la denegación de la entrega del cuerpo para su repatriación e incineración

Una vez recibida la causa esta Sala determinará una fecha para la deliberación y fallo sobre el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia que le condenó el 21 de junio pasado.

Esta sentencia siguió el criterio de culpabilidad del jurado y condenó a César Román a 15 años de cárcel por el homicidio de su exnovia Heidi Paz en 2018 con los agravantes de parentesco y género, aunque no le condenó por el delito de profanación de cadáver porque -entiende- la desmembró con el único fin de evitar ser descubierto.

La sentencia condenó además a César Román a 15 años de libertad vigilada cuando salga de la cárcel, así como a indemnizar a los hijos de Heidi con 142.229 euros a cada uno y a su madre con 100.000.

El fallo considera probado que César Román mató a Heidi Paz a principios de agosto de 2018 en su casa de Madrid capital, trasladó el cadáver en una maleta hasta la nave en la que luego fue hallado, descuartizó el cuerpo -al que quitó la cabeza y las extremidades, que no han aparecido-, le seccionó los pechos y lo roció con sosa cáustica.

Todo ello lo hizo porque no aceptaba que ella le hubiese dejado y, una vez muerta, la desmembró con el fin de evitar su identificación y con evidente "falta de respeto" y "desprecio" a la víctima, reza la sentencia, que precisa que luego huyó a Zaragoza, donde vivió tres meses con otra identidad y aspecto cambiado.

Contra esta sentencia, su defensa, ejercida por la letrada Ana Isabel Peña, presentó recurso de apelación debido a las "continuas vulneraciones" de derechos fundamentales que supuestamente tuvieron lugar a lo largo de la investigación y el juicio.

El escrito de apelación recoge más de 27 supuestas vulneraciones de los derechos del acusado, entre ellas la petición por parte de la defensa de que se aportara como prueba la llave encontrada en la nave en la que fue hallado el cadáver de la víctima. Una prueba que no pudo ser presentada porque desapareció durante el proceso.

Además, el recurso pone en duda la imparcialidad de la jueza que instruyó el caso ya que asegura que no tuvo en cuenta algunas de las declaraciones que realizó César Román en las que explicaba que no solo él tenía una copia de esas llaves sino que existían al menos 16 o 18 personas que tenían un juego.

También mantiene que la retransmisión en streaming que se realizó del juicio "atenta gravemente al derecho fundamental" de su defendido "a un proceso justo", ya que la emisión pudo haber afectado en las declaraciones de los testigos.

Desde que finalizó el juicio la Audiencia ha decidido prorrogar la situación de prisión de César Román por riesgo de fuga, y ha confirmado esta decisión este mismo mes rechazando un recurso de súplica presentado por su defensa.

También ha declinado que se entregue el cuerpo de Heidi Paz a su familia porque "la prudencia exige posponer esta autorización" hasta que se resuelva el recurso interpuesto por la defensa del procesado contra su condena.