¿Cuál es el detonante del conflicto entre Rusia y Ucrania?

  • No hay un solo motivo, pero la disputa de la península de Crimea ha azuzado nacionalismos y conveniencias estratégicas
  • Al posible frente bélico Ucrania-Rusia hay que sumar el humanitario UE-Bielorrusia
Fragata de la Armada 'Blas de Lezo' , enviada en la flota internacional a la crisis de Ucrania y Rusia
Fragata 'Blas de Lezo' de la Armada, enviada como refuerzo a la crisis de Ucrania y Rusia |EUROPA PRESS

La explicación de la creciente tensión entre Rusia y Ucrania pasa por recordar algunos de los hechos que han enfrentado a ambos estados en este y en el pasado siglo.

Desde el desmoronamiento de la URSS tras el accidente de Chernóbil, pasando por la crisis de Crimea o el conflicto por el arsenal que Ucrania retuvo tras su independencia y caída del régimen soviético.

Más recientemente, la construcción de un gasoducto a través del territorio ucraniano, el acercamiento a occidente de esta nación o incluso su posible adhesión a la OTAN han acabado por reabrir las grietas entre Moscú y Kiev.

La crisis de Ucrania acaba en nuestros bolsillos
La crisis de Ucrania acaba en nuestros bolsillos
La crisis de Ucrania acaba en nuestros bolsillos

La crisis de Ucrania acaba en nuestros bolsillos

Una guerra inacabada

Pero seguramente, la intervención rusa en Crimea de 2014, denominada por algunos analistas como guerra de Rusia y Ucrania, está en la mente de muchos de los políticos y militares de ambos estados.

En 2014 Rusia se anexionó la península de Crimea y la ciudad de Sebastopol, zona autónoma bajo administración ucraniana. Previamente, Crimea había declarado su independencia de Ucrania y su adhesión a Rusia. Esta es una zona de gran importancia estratégica ya que es la salida natural al Mar Negro y al Mediterráneo desde la Europa más oriental.

A raíz de este conflicto y las declaraciones de Moscú y Kiev sobre la plena incorporación de la península a Rusia o la restitución al dominio de Ucrania, la tensión no ha cesado, incluso con incidentes y enfrentamientos.

“En Kiev estamos haciendo vida normal, hay preocupación, pero no hay pánico", asegura un profesor de español en Ucrania
“En Kiev estamos haciendo vida normal, hay preocupación, pero no hay pánico", asegura un profesor de español en Ucrania
“En Kiev estamos haciendo vida normal, hay preocupación, pero no hay pánico", asegura un profesor de español en Ucrania

“En Kiev estamos haciendo vida normal, hay preocupación, pero no hay pánico", asegura un profesor de español en Ucrania

Un conflicto con dos frentes

La posibilidad de que Ucrania acepte ser parte de la Alianza Atlántica, organización que la apoyaría en caso de conflicto armado, ha encolarizado al presidente ruso Vladimir Putin.

Este cerco de la OTAN sobre Rusia y otras exrepúblicas soviéticas es otro de los argumentos que el Kremlin esgrime para incrementar la presencia armada en la frontera de Ucrania.

Rusia avisa: "No queremos guerras, pero tampoco permitiremos que se ignoren y se pisoteen nuestros intereses"
Rusia avisa: "No queremos guerras, pero tampoco permitiremos que se ignoren y se pisoteen nuestros intereses"
Rusia avisa: "No queremos guerras, pero tampoco permitiremos que se ignoren y se pisoteen nuestros intereses"

Rusia avisa: "No queremos guerras, pero tampoco permitiremos que se ignoren y se pisoteen nuestros intereses"

Las dudas del presidente ucraniano Volodímir Zelenski no han ayudado a rebajar la tensión y, por añadidura, el regreso a Kiev del anterior mandatario Petro Poroshenko para ser juzgado por traición no se produce en el mejor momento. Poroshenko está acusado de haber colaborado con empresarios prorrusos.

Conviene recordar que en este conflicto hay otro frente abierto y está en la frontera de Polonia (Unión Europea) con Bielorrusia, un estado prorruso.

Aquí la presión es la de cientos de personas expuestas a la intemperie, empujadas por Bielorrusia hacia la frontera. En su mayoría refugiados que buscan una entrada a la UE huyendo de la inestabilidad en la Europa del este y otras partes de Oriente.

Recomendamos