Una española muerta y su novio grave tras la explosión de un hotel de La Habana

  • Al menos 25 personas han muerto y otras 64 han resultado heridas
Una española muerta y un herido en la explosión del hotel de la Habana
Una española muerta y un herido en la explosión del hotel de la Habana |Telemadrid

Una joven turista española ha fallecido en la explosión registrada este viernes en un hotel de lujo de La Habana (Cuba), mientras que su novio, también de nacionalidad española ha resultado herido muy grave, han asegurado a Efe fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Cristina López-Cerón Ugarte, con raíces en Viveiro (Lugo) y nacida en 1993, había viajado a la isla caribeña a disfrutar de unas vacaciones con su novio, César Román Santalla, de As Pontes (A Coruña), localidad en la que ambos convivían.

La joven trabajaba en una sucursal bancaria de Abanca en la localidad costera de Ortigueira y César, nacido en 1992, es miembro de una familia muy conocida en la villa pontesa.

La Embajada española, en contacto permanente con las autoridades locales, ha sido la que ha informado de la noticia a los familiares de la pareja.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado lo ocurrido en su cuenta Twitter, desde la que ha trasladado su cariño a los familiares de todas las víctimas y heridos, así como el apoyo de España al pueblo cubano.

También en Twitter, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha publicado un mensaje de "afecto" hacia la familia de la joven gallega fallecida y de ánimo y apoyo a su pareja.

El suceso, en que han fallecido al menos 32 personas y otras 80 han resultado heridas, se produjo minutos antes de las 5 de la tarde hora española, cuando un camión cisterna servía gas licuado al hotel Saratoga.

Una fuerte explosión destruye el histórico hotel Saratoga de La Habana
Una fuerte explosión destruye el histórico hotel Saratoga de La Habana
Una fuerte explosión destruye el histórico hotel Saratoga de La Habana

Una fuerte explosión destruye el histórico hotel Saratoga de La Habana

En el interior del hotel se encontraba únicamente un equipo de empleados, que trabajaban en la puesta a punto del inmueble para su reapertura el 10 de mayo, después de llevar dos años cerrados por la pandemia.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, que visitó el lugar poco después del siniestro, subrayó que se trató de un "lamentable accidente" y descartó totalmente que fuese una "bomba" o un "atentado".

La explosión hizo que colapsase una sección del edificio -de siete alturas- y que se desprendiese la fachada de los tres primeros pisos, provocando una lluvia de escombro sobre la acera. El camión cisterna quedó parcialmente sepultado.

La explosión provocó una gran columna de humo blanco, que fue visible en gran parte de la capital.

Recomendamos