Un defensor de la acería de Azovstal dice que hay muertos y heridos

Acería de Azovstal
Acería de Azovstal |EFE

Un defensor ucraniano que está en la acería de Azovstal, la última parte de Mariúpol que no está bajo control ruso, dijo a la cadena británica BBC que gran parte de la instalación está destruida y que hay muertos y heridos.

En diálogo con la emisora desde Azovstal, Svyatoslav Palamar, del controvertido regimiento de Azov, aseguró que los defensores ucranianos habían repelido oleadas de ataques rusos.

Rusia intensifica sus ataques en la región de Donetsk, según Ucrania
Rusia intensifica sus ataques en la región de Donetsk, según Ucrania
Rusia intensifica sus ataques en la región de Donetsk, según Ucrania

Rusia intensifica sus ataques en la región de Donetsk, según Ucrania

"Siempre digo que mientras estemos aquí, Mariúpol permanecerá bajo el control de Ucrania", afirmó.

El presidente ruso, Vladímir Putin, decidió cancelar un asalto planeado contra la siderúrgica -un laberinto de túneles y talleres- y ordenó a sus tropas que la cerraran, recuerda la BBC.

Palamar dijo que los rusos habían disparado contra la planta siderúrgica desde buques de guerra y que habían arrojado bombas "destructoras de búnkeres".

"Todos los edificios en el territorio de Azovstal están prácticamente destruidos" y "tenemos heridos y muertos dentro de los búnkeres. Algunos civiles están atrapados bajo los edificios derrumbados", dijo Palamar.

Borrell: "Putin no quiere tregua, nuestro objetivo es que se retire de Ucrania"
Borrell: "Putin no quiere tregua, nuestro objetivo es que se retire de Ucrania"
Borrell: "Putin no quiere tregua, nuestro objetivo es que se retire de Ucrania"

Borrell: "Putin no quiere tregua, nuestro objetivo es que se retire de Ucrania"

Gran parte de Mariúpol ha resultado destruida por semanas de fuertes bombardeos rusos e intensos combates callejeros.

La BBC puntualiza que no ha podido verificar los relatos del ucraniano, pero que coincide con el testimonio a principios de esta semana de un comandante de la marina ucraniana, quien dijo que los combatientes eran superados en número y se estaban quedando sin suministros.

La cadena subraya que el regimiento Azov fue originalmente un grupo neonazi de extrema derecha que luego se incorporó a la Guardia Nacional de Ucrania.

Recomendamos