Polonia acusa al periodista Pablo González de espiar para los servicios secretos rusos

  • La mujer del periodista Pablo Gonzaléz no cree las acusaciones pero dice tener miedo porque se enfrenta a 10 años de cárcel tras ser detenido 
Polonia acusa al periodista Pablo González de espiar para los servicios secretos rusos
Polonia acusa al periodista Pablo González de espiar para los servicios secretos rusos |EFE

El Gobierno polaco ha acusado al periodista Pablo González, detenido el pasado lunes en el país, de espiar para la Inteligencia militar rusa, el conocido GRU, por lo que podría ser condenado hasta con 10 años de cárcel.

Ohiana Goiriena, su mujer, ha asegurado que, tras cinco días de incomunicación, sigue sin tener noticias de su marido y no se cree las acusaciones de que es un espía.

Oihiana Goiriena / EFE
Ohiana Goiriena |EFE

En declaraciones a EFE-TV este viernes en Gernika, donde viven, Ohiana Goiriena ha explicado que Pablo González, con quien tiene tres hijos, "nació en Rusia", tiene familia allí, donde sigue su padre, y la pareja y los niños han ido "a menudo" a Rusia.

En un comunicado desde Polonia, el portavoz del ministro coordinador de Servicios Especiales explicaba que el reportero, al que no se cita por su nombre, fue detenido en Przemysl, cerca de la frontera con Ucrania, la noche del 27 al 28 de febrero.

El periodista español Pablo González, en prisión provisional en Polonia acusado de espionaje
El periodista español Pablo González, en prisión provisional en Polonia acusado de espionaje
El periodista español Pablo González, en prisión provisional en Polonia acusado de espionaje

El periodista español Pablo González, en prisión provisional en Polonia acusado de espionaje

A González se le acusa de "participar en actividades de servicios de Inteligencia extranjeros contra Polonia", cargo punible con 10 años de cárcel y por decisión judicial se ha decretado su detención por un periodo de tres meses, precisa el comunicado. Durante su arresto, se han incautado "amplias pruebas" que ahora se están siendo analizadas".

Según denuncia el Gobierno polaco, González estaba recabando "información que, usada por los servicios especiales rusos, podría haber tenido un impacto negativo directo en la seguridad interior y exterior de Polonia, así como en la defensa polaca.

En Ucrania estuvo retenido y "le invitaron a marcharse del país en 4 o 5 días"

El último tuit publicado por el periodista es del 28 de febrero.

Su esposa ha señalado a EFE-TV que Pablo González "es periodista 'freelance' y estaba dando noticias de la llegada de los refugiados ucranianos", y que no se cree la "acusación de espionaje".

La iniciativa de un madrileño de viajar solo a Polonia para ayudar a ucranianos refugiados
La iniciativa de un madrileño de viajar solo a Polonia para ayudar a ucranianos refugiados
La iniciativa de un madrileño de viajar solo a Polonia para ayudar a ucranianos refugiados

La iniciativa de un madrileño de viajar solo a Polonia para ayudar a ucranianos refugiados

Ohiana Goiriena ha dicho que la última vez que habló con su marido fue el pasado lunes, cuando la llamó para avisarla de que estaba detenido y pedirla que llamara a su abogado y a su madre (vive en Cataluña, según la mujer), pero no le comentó nada sobre el posible motivo de la detención.

Ha explicado que, hace "tres o cuatro semanas", Pablo González estuvo "retenido durante tres horas" en Ucrania. "Le invitaron a marcharse del país en cuatro o cinco días. Fue una invitación verbal, no formal, no tuvo ninguna orden por escrito", ha puntualizado.

La voz de alarma por su arresto la dio su abogado, Gonzalo Boye, este lunes. Fue precisamente el letrado quien finalmente el jueves desveló que el periodista era acusado "de un delito de espionaje del artículo 130.1 del Código Penal polaco" y que se encontraba "en prisión provisional en la cárcel de Rzeswów".

La mujer espera poder tener pronto noticias de su marido, pero la situación le da "miedo" porque las acusaciones "son graves", dado que comportan "hasta 10 años" de cárcel. Ha dicho que Pablo González lleva cinco días "incomunicado", cuando en Polonia esta situación se puede mantener durante "48 horas". "Algo ha fallado", ha añadido.

Dice que ha oído "bulos o comentarios" de que la información que publica Pablo González "no gusta y que es un periodista incómodo".

Se ha declarado "cansada" por la situación y ha indicado que ya les ha contado el asunto a sus tres hijos. "Oían comentarios y hay que aclararles, si no, es peor"."Que te digan que tu marido es espía...", ha comentado incrédula Ohiana Goiriena, quien señala que lo principal en estos momentos es que el abogado pueda ponerse en contacto con Pablo González.

Recomendamos