Macron: "Tiendo la mano a todos"

  • El presidente francés, Emmanuel Macron, que encabezó la primera vuelta de las presidenciales de este domingo
El presidente francés, Emmanuel Macron
El presidente francés, Emmanuel Macron |EFE

El presidente francés, Emmanuel Macron, que encabezó la primera vuelta de las presidenciales de este domingo, tendió la mano a todos los electores y se dijo dispuesto a "inventar algo nuevo para unir convicciones y sensibilidades diversas" de cara a la segunda vuelta.

"Vuestra confianza me honra y me compromete (...) No nos equivoquemos. Nada está decidido. Y el debate que tendremos en los próximos quince días es decisivo para nuestro país y para Europa", afirmó Macron, que ronda el 28 % de los votos de la primera ronda, según las estimaciones, cinco puntos más que la ultraderechista Marine Le Pen, con quien se jugará la presidencia el día 24.

Macron y Le Pen repetirán su duelo de 2017 por la Presidencia francesa
Macron y Le Pen repetirán su duelo de 2017 por la Presidencia francesa
Macron y Le Pen repetirán su duelo de 2017 por la Presidencia francesa

Macron y Le Pen repetirán su duelo de 2017 por la Presidencia francesa

En la Puerta de Versalles, el mismo lugar en el que celebró en 2017 su paso a la segunda vuelta, también ante Le Pen, el jefe de Estado pidió no escatimar esfuerzos y se comprometió a hacer lo mismo para renovar su mandato.

Su proyecto, dijo, es "el único" que puede responder en favor del poder adquisitivo y de los trabajadores y en contra de la pobreza.

"Quiero tender la mano a todos aquellos que quieren trabajar por Francia (...) Quiero convencerles en los próximos días de que nuestro proyecto responde con mayor solidez que el de la extrema derecha a los miedos y los desafíos de la época", añadió.

Macron, que acudió a la celebración de la noche electoral con su esposa, Brigitte, dijo querer una Francia "que supere el reto climático y ecológico" y que se oponga "al separatismo islamista" y a quienes prescriben a los musulmanes y a los judíos "comer como lo prescribe su religión".

Su discurso, sin aires triunfalistas, agradeció que la mayor parte de los aspirantes derrotados hayan pedido el voto a su favor, y dijo ser consciente de que ese respaldo no supone un apoyo directo a su programa.

Recomendamos