La Iglesia Católica en periodo de Sede Vacante

La Iglesia Católica entró hoy en el periodo de Sede Vacante, tras hacerse firme la renuncia de Benedicto XVI al papado.

La Sede Vacante, es decir el interregno que va desde que fallece o renuncia un papa y se elige el sucesor, comenzó a las 20.00 horas (19.00 gmt), y concluirá cuando el cónclave de cardenales haya elegido el 266 sucesor del apóstol Pedro.

Desde las ocho de la tarde, la Iglesia está sin cabeza visible. Nadie ha asumido las funciones del papa. Los miembros de la curia han dimitido y administra la Santa Sede el Carmarlengo, en este caso Tarcisio Bertone y las decisiones de calado las adopta ya el colegio cardenalicio por mediación de su decano, Ángelo Sodano.

La primera de esas congregaciones sera problemente el lunes 4 de marzo. A ellas estan convocadas todos. Los que iran al conclave y los mayores de 80 años. Por ejemplo, estará presente el español Julian Herranz, autor del informe Vatileaks y autorizado por Benedicto XVI, para aclarar, si lo considera conveniente, dudas e inquietudes de los cardenales electores.

Y a decidir la fecha del conclave. Lo establecido era entre el 15 y el 20 de marzo, pero Benedicto XVI, tras dictar un motu proprio el pasado lunes les permitirá adelantarlo.

Mientras durante la Sede Vacante el anillo del pescador es inutilizado, lo objetos relacionados con el ministerio petrino son destruidos, el apartamento papal se acondiciona para el nuevo inquilino. Es un periodo con sello propio, hasta nombrar al nuevo pontífice.