Así es 'Satán II', el misil con el que Putin amenaza al mundo

El misil Sarmat de Rusia
El misil Sarmat de Rusia |EUROPA PRESS

Las Fuerzas Armadas de Rusia han probado con éxito este miércoles el misil balístico intercontinental 'Sarmat', llamado a ser una pieza clave del arsenal armamentístico de Moscú y con capacidad para alcanzar objetivos en toda Europa y alcanzar incluso territorio de Estados Unidos.

El Ministerio de Defensa ha informado que el 'Sarmat' fue lanzado a las 15.12 (hora local) desde un cosmódromo en la región de Arcángel, en la zona noroeste de Rusia. El proyectil completó con éxito todas sus fases, según la versión oficial, recogida por la agencia de noticias Interfax.

Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Una vez completada la fase de ensayos, el 'Sarmat' pasará a formar parte de las Fuerzas de Misiles Estratégicos y, de hecho, ya se estaría entrenando en Krasnoyarsk al primer regimiento responsable de su potencial uso. Su radio de alcance se estima entre 17.000 y 18.000 kilómetros.

Según Rusia, este misil, bautizado 'Satán II' podría llegar a Estados Unidos y destruir por completo el Estado de Texas.

Putin presume del misil Sarmat: "Hará que se lo piensen dos veces los que intentan amenazar a Rusia"
Putin presume del misil Sarmat: "Hará que se lo piensen dos veces los que intentan amenazar a Rusia"
Putin presume del misil Sarmat: "Hará que se lo piensen dos veces los que intentan amenazar a Rusia"

Putin presume del misil Sarmat: "Hará que se lo piensen dos veces los que intentan amenazar a Rusia"

El presidente ruso, Vladimir Putin, confía en que este nuevo misil haga pensar a quienes están intentando "amenazar" a Rusia y ha advertido de que el 'Sarmat' puede sortear todos los sistemas de defensa actuales. En este sentido, ha asegurado que no habrá una tecnología similar en mucho tiempo.

Este refuerzo armamentístico entronca con la reivindicación rusa de su arsenal en plena ofensiva militar en Ucrania. Putin llegó a poner en alerta a las fuerzas nucleares en los días posteriores a la invasión, si bien por ahora su Gobierno sostiene que nunca cruzará esta línea roja.

Recomendamos