Mujeres mayores, la desigualdad en la tercera edad

Una mujer mayor camina por la calle
Una mujer mayor camina por la calle |Telemadrid.es

Las desigualdades y dificultades añadidas a las que se tienen que enfrentar día tras día las mujeres (salarios más bajos, problemas de conciliación, dificultades de promoción, etc.) se agravan con la edad, afirman desde la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP).

“Hacerse mayor” tiene un significado diferente para mujeres y hombres. Las mujeres mayores deben hacer frente a una doble discriminación: por edad y género, explican. Para alcanzar la igualdad de género "las mujeres mayores han de empoderarse", y eso supone, añaden, romper con los falsos estereotipos y roles impuestos a las mujeres durante la vejez.

Escuchar su voz

Una de las acciones de empoderamiento es la participación y escucha de las mujeres mayores, sobre cómo quieren envejecer, dónde y con quien. Y contar más con las que viven en entornos rurales, donde la falta de accesibilidad les aboca al aislamiento social y a la soledad no deseada.

"Un acompañamiento sin paternalismos, defendiendo derechos que no se acaban por el simple hecho de cumplir años"

Otra cuestión es la violencia de genero, afirma la UDP, que es preciso denunciar públicamente. Y también un acompañamiento "sin paternalismos", defendiendo unos derechos "que no se acaban por el simple hecho de cumplir años".

La pandemia, riesgo de regresión

Los efectos de la Covid, señala está asociación, podrían revertir los avances y logros en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres. "La crisis del coronavirus agrava las desigualdades existentes para las mujeres, desde la salud y la economía, hasta la seguridad y la protección social", afirman.

"La crisis del coronavirus agrava las desigualdades existentes para las mujeres, desde la salud y la economía, hasta la seguridad y la protección social"

Muchas mujeres han estado en primera línea de la pandemia, como trabajadoras esenciales en estos tiempos de covid-19, sobre todo relacionadas con la salud, los cuidados y con la atención directa a personas mayores cuya economía es precaria. Una situación que si no cambia, critica la UPD, las convertirá en futuras pensionistas precarias.

Pensiones

La UDP reclama acabar con "la desigualdad de género en las pensiones, mejorar las pensiones de invalidez y viudedad, igualar las pensiones más bajas al salario mínimo, la no penalización de la jubilación, tras 40 años cotizados".

"La privatización de las pensiones perjudica y golpea a los colectivos de personas con mayor precariedad económica"

Y todo ello, añaden, "blindando las pensiones públicas en nuestra constitución como derecho fundamental, porque la privatización de las pensiones perjudica y golpea a los colectivos de personas con mayor precariedad económica, y más en una situación como la que estamos viviendo del coronavirus".