Los fisioterapeutas advierten del peligro de hacer deporte con la nieve caída

Esquiando por Madrid
Esquiando por Madrid |Twitter

Las ciudades "no son los lugares más adecuados para practicar" actividades con esquíes y trineos por la existencia de "desniveles, aceras, huecos tapados, etcétera", ha señalado el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

En un comunicado, este colegio alerta de que estos toboganes improvisados o bromas pesadas con bolas duras de nieve "pueden desembocar en un golpe fortuito con consecuencias desagradables" como contusiones, hematomas y golpes en la cabeza.

Los madrileños tiran de ingenio con trineos y esquíes en las calles de la Comunidad
Los madrileños tiran de ingenio con trineos y esquíes en las calles de la Comunidad
Los madrileños tiran de ingenio con trineos y esquíes en las calles de la Comunidad

Los madrileños tiran de ingenio con trineos y esquíes en las calles de la Comunidad

También destaca las amenazas que pueden ocasionar el hielo y la nieve en la parte lúdica y deportiva o en los paseos si no se toman las precauciones adecuadas para evitar caídas, golpes a causa del hielo o del "sobreesfuerzo" que puede suponer andar por la nieve a pesar de la "novedad en la rutina de los ciudadanos" que ha supuesto nevada provocada por la borrasca Filomena.

En este sentido, el colegio madrileño de fisioterapeutas recuerda que "la nieve en polvo es menos peligrosa", pero cuando hay hielo, como se prevé en los próximos días a causa de las bajas temperaturas, "es muy fácil sufrir resbalones", lo que puede derivar en esguinces o fracturas en manos y piernas.

Por ello, recomiendan "utilizar un calzado adecuado para la nieve, pisar firme y solamente por lugares conocidos o evitando zonas con desniveles".

Pablo Herrera, vicedecano del colegio madrileño, considera que "nos resulta diferente y divertido disfrutar con la nieve, pero es importante ser precavido porque es un momento en que la movilidad está muy reducida", al tiempo que incide en que "no es sencillo acudir a unas urgencias ya de por sí colapsadas con la pandemia" por lo que ha pedido responsabilidad a los ciudadanos "para evitar percances".

Los hospitales madrileños han atendido ya más de 1.200 urgencias traumatológicas por fracturas relacionadas con caídas por la capa de hielo que cubre la región tras el paso del temporal Filomena, una cifra que representa un tercio del total de las urgencias atendidas, según el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.