La Selección madrileña de enduro peleó sin premio en los nacionales de Mugardos

La Selección madrileña de enduro peleó sin premio en los nacionales de Mugardos
Miembro de la selección madrileña de enduro |@FMCICLISMO

La localidad coruñesa de Mugardos acogió los Campeonatos de España de enduro. La Selección madrileña de la modalidad acudió dirigida por Emilio García Capo con cuatro ciclistas con los que el balance obtenido fue desigual. No hubo medallas, pero en una de las categorías se quedó a las puertas del cajón.

Fue el caso de la categoría cadete, en la que Bruno Jiménez finalizó tras las tres especiales disputadas en 4º lugar, a solo cuatro segundos del bronce que se lo llevó el canario Néstor Sánchez. Por su parte, Tristán Bayarri estuvo bien las cronometradas, terminando 8º en la general. Recordar que ambos son de primer año.

Sin suerte en los sub'23

Donde no hubo fortuna fue en sub'23. Las averías y las caídas condenaron las opciones de nuestros pilotos. Víctor Sahagún Prada tuvo una avería grave en la primera especial, y desde ese momento fue a remolque, para concluir 22º. Por su parte, Marcos López Ríos se fue al suelo en las especiales 1, 2 y 5 llegando incluso a pinchar en ésta última, lo que se tradujo en el 23º lugar final.

Emilio, que estuvo asistido una vez más por César Cristóbal, hacía este análisis a posteriori: “Respecto a los cadetes, son de primer año, y cogieron experiencia sabiendo lo que es competir en todo un Campeonato de España. El año que viene irán bastante mejor. Y con los sub23, pues Víctor rompió la cadena en la primera especial, avería importante a pesar de que pudo reparar, ya que la bici quedó en un piñón pequeño y encima fijo. A partir de entonces mal, ya no iba bien, en las subidas tenía que bajarse de la bici y subir a pie porque no podía pedalear".

Caídas y averías

"Además, la rotura se produjo en una bajada y ya perdió mucho tiempo. A pesar de que remontó quedó muy lejos del podio. Marcos tuvo caídas en las especiales 1, 2 y 5, pinchando también en ésta última. Así que más de lo mismo. Está claro que yo esperaba más de Víctor y de Marcos, teníamos más pretensiones con ellos, pero no podemos prever caídas y averías", añadió.

Para concluir que "volviendo a los cadetes, éramos conscientes de que era difícil superar a los chicos de segundo año como Daniel Castellanos, pero sabíamos que iban a estar ahí, como se vio con el 4º puesto de Bruno. Había esperanzas de que pudiera caer algún podio, pero lo que habíamos planteado primeramente era traerles a Mugardos para que cogieran experiencia y vayan evolucionando como atletas de cara a futuras competiciones. Quiero trabajar con ellos porque les he visto correr y he visto detalles que se pueden mejorar”.