Rugby Alcobendas sigue a la caza del líder

  • El Complutense Cisneros cae ante el VRAC Quesos Entrepinares 
Rugby Alcobendas
Rugby Alcobendas |@AlcobendasRugby

El Rugby Alcobendas se afianza e la segunda plaza de la Liga de División de Honor tras la decimotercera jornada, presidida por la emoción y la incertidumbre en el marcador en Las Terrazas frente a un CP Les Abelles (29-23) que se hizo acreedor al punto defensivo por su pundonor y tesón a lo largo de los 80 minutos.

Al Lexus Alcobendas le costó mucho más de lo esperado desembarazarse de un combativo Les Abelles. Tanto que mediado el primer período los valencianos le habían dado la vuelta a la tortilla con dos golpes de castigo de Daniel Poletto y un posado de Carl Jeffs que obligó a los de Tiki Inchausti a ponerse serios, recuperando el mando en el luminoso de Las Terrazas en la última acción previa al descanso merced a un ensayo de Sergio Molinero.

Clasificación de la liga de rugby / FER
Clasificación de la liga de rugby |FER

La eficacia con el pie del apertura argentino Tomás Granella, que además firmaría un posado, tenía visos de bastar para aplacar al XV valenciano. Sin embargo, los de Alberto Socías volvieron a tomar el mando del juego en los últimos 20 minutos.

Los ensayos de Escudero y Hobbs metieron el miedo en el cuerpo a la parroquia granate, aunque esta vez no se repitió lo acaecido en la reciente visita del Chami. Eso sí, el arreon de Les Abelles dejó a los madrileños sin el punto bonus que en algún momento llegaron a tener amarrado.

Derrota del Complutense Cisneros

El Complutense Cisneros no pudo rubricar su mejor racha de la temporada aprovechando la visita de un VRAC Quesos Entrepinares que se marchó del Central con una bocanada de aire fresco merced a una ajustada victoria (26-28) que permite al vigente campeón mantener intactas sus opciones de meter finalmente la cabeza en los play-off, a falta de tres jornadas para la conclusión de la liga regular.

Los colegiales fueron capaces de mantener a raya durante bastantes minutos a los vallisoletanos a fuerza de golpes de castigo, que Gonzalo Vinuesa ejecutó con supina precisión. Los de Telleriarte, mejores que su rival en el primer acto, no supieron sacar petróleo de los errores defensivos continuados de su rival.

A los queseros les bastó con cerrar el grifo en retaguardia y meter una marcha más en ataque para darle la vuelta al marcador en el ecuador del segundo tiempo. Vinuesa volvió a estrechar los guarismos con un nuevo golpe de castigo, pero al azul-azul le faltó rematar la faena con un posado postrero que nunca llegaría.

Recomendamos