El Real Madrid ganó siete ligas en la última jornada; nunca llegando segundo

El Real Madrid ganó siete ligas en la última jornada; nunca llegando segundo
Real Madrid ante el Barça |EFE

El Real Madrid se jugará el sábado sus opciones de ser campeón de Liga por segundo año consecutivo, en un capítulo final en el que debe ganar al Villarreal y esperar que el Atlético de Madrid no lo haga en casa del Valladolid.

En su historia conquistó siete de sus 34 Ligas en la última jornada, pero nunca fue capaz de conseguirlo cuando la encaró como segundo clasificado.

La mejor racha liguera invicto de Zinedine Zidane en sus dos etapas en el banquillo madridista permiten al conjunto blanco luchar por el título hasta el final. Encadena 17 jornadas sin perder, con doce triunfos y cinco empates, que han permitido recortar la distancia al líder hasta los dos puntos actuales.

PRECEDENTES QUE NO INVITAN AL OPTIMISMO

Existen diez precedentes, encarando el Real Madrid la última jornada como segundo clasificado, y nunca acabó siendo campeón. La más reciente hace cinco años, en la Liga 2015-16 que acabó a un punto del Barcelona.

Como ocurre en el presente, llegó a estar a doce puntos de distancia pero su reacción, ya con Zinedine Zidane en el banquillo, obligó al equipo barcelonista a ganar las cinco últimas jornadas para firmar un doblete ese curso. La campaña la había comenzado Rafa Benítez en el banquillo madridista y en enero dejó su puesto al técnico francés.

EL 20% DE LAS LIGAS MADRIDISTAS, EN LA ÚLTIMA JORNADA

El Real Madrid se proclamó campeón en la última fecha del campeonato en siete de sus 34 Ligas. Así estrenó su casillero, en la que era cuarta Liga de la historia del fútbol español en la temporada 1931-32, la primera para el equipo blanco.

Lo hizo con un empate a dos tantos en casa del Barcelona en una competición que constaba de 18 jornadas y en la que los madridistas, con Zamora como fichaje estrella y dirigido por el técnico húngaro Lippo Hertzka, dejaban para la historia su primera conquista liguera.

No se repitió la situación en la última jornada hasta la undécima Liga madridista, en la temporada 1964-65. Era la quinta consecutiva que ganaba, la primera sin su gran referente de la época, Alfredo di Stéfano. Un triunfo en Sevilla (0-1), con un tanto de Puskas, le permitía ganar el pulso a un Atlético de Madrid que además perdía en la última fecha ante el Zaragoza. Era el Real Madrid de Miguel Muñoz, con Pirri, Amancio y Gento como referentes.

El tercer recuerdo positivo para el equipo madridista en la última jornada llegó en la temporada 1971-72, la decimoquinta Liga que encaró como líder y goleó al Sevilla (4-1) para dejar a Valencia y Barcelona acariciando el título. Un doblete de Pirri y los goles de Amancio y Santillana en su primer año de blanco. Fue el último éxito de Miguel Muñoz, el técnico más laureado de la historial del club y que permanece por delante de Zidane.

Fue una época de dominio madridista en la competición doméstica. Su tercera Liga consecutiva llegaba con emoción en la última jornada de la temporada 1979-80, venciendo en el Bernabéu al Athletic Club (3-1).

La primera ganada por Vujadin Boskov en el Real Madrid de los García, con tantos de Ángel, Juanito y Pirri en un año en el que Cunningham se había convertido en el fichaje más caro del club (123 millones de pesetas). Era la vigésima Liga, un punto por delante de la Real Sociedad.

Pasaron 22 años hasta que el torneo español no se volvió a decidir en su última entrega a favor del equipo madridista. En contra quedaron las Ligas perdidas en Tenerife, de ingrato recuerdo para el madridismo.

Fue en la campaña 2002-03, con su vigésimo novena Liga, cuando nacía el Madrid de los galácticos con una plantilla a la que se sumaba Ronaldo Nazario y que contaba con Iker Casillas, Zidane, Luis Figo, Roberto Carlos y Raúl.

Un doblete de Ronaldo y un gol de Roberto Carlos daban el triunfo que le hacía falta ante el Athletic en el Bernabéu (3-1) en un éxito que dejó el adiós de Vicente del Bosque en el banquillo y del capitán Fernando Hierro.

Y se acostumbró al sufrimiento el conjunto madridista. Su siguiente conquista liguera, cuatro ediciones después, llegaría de forma agónica, con un doblete para la historia de José Antonio Reyes al Mallorca en el Bernabéu (3-1) con remontada incluida. La diferencia de goles con el Barcelona decidió el campeonato en la segunda etapa de Fabio Capello como técnico.

La última vez que el Real Madrid ganó una Liga en la jornada final fue con Zidane en la 2016-17, un momento que el francés siempre señala como el mejor de su carrera, el título más complicado por encima de las tres Champions consecutivas.

Fue un torneo repleto de partidos épicos y remontadas que pusieron fin a cinco años sin vencer en la competición doméstica. Cuando el técnico apostó por el plan b como clave para tener a toda su plantilla enchufada y acabar siendo campeón en La Rosaleda, ante el Málaga, con poderío. Los tantos de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema aseguraron el último éxito en la última jornada hasta la fecha.