De Madrid a Guadalupe, cuatro días sin parar de correr para visibilizar la ELA

El atleta Ernesto Rando recibido en Fuensalida, Toledo
El atleta Ernesto Rando recibido en Fuensalida, Toledo |AYUNTAMIENTO DE FUENSALIDA

Primera etapa cubierta de las cuatro que llevarán al ultrafondista Ernesto Rando desde Madrid a Guadalupe (Cáceres). Serán 275 kilómetros en total, para reivindicar la investigación y tratamiento de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

A las ocho de la mañana de este jueves partía frente a la iglesia de Los Jerónimos de la capital para luego atravesar los municipios de Alcorcón, Móstoles, Navalcarnero y El Álamo, dentro de la Comunidad de Madrid.

A continuación, ya en Castilla-La Mancha, ha ido pasando por Casarrubios del Monte, Ventas de la Retamosa y Camarena hasta llegar a la meta del día en Fuensalida, donde ha sido recibido por la corporación municipal. Se puede seguir en directo el recorrido a través de una aplicación.

En esta 'peregrinación' a Ernesto Rando le acompaña el recuerdo de un familiar afectado por ELA. Dice el atleta que la lucha de su cuñado contra la enfermedad le ha llevado a afrontar este reto.

Este jueves ha cubierto 85 kilómetros en cerca de 10 horas y media. Este viernes serán unos pocos menos, 68.

El sábado será la etapa más dura con 113 kilómetros. Y como colofón, un maratón de 'solo' 42 kilómetros para alcanzar el monasterio de Guadalupe el domingo.