Saúl Craviotto y Mireia Belmonte, los abanderados españoles en los Juegos Olímpicos de Tokio

Saúl Craviotto y Mireia Belmonte
Saúl Craviotto y Mireia Belmonte |COE

El piragüista Saúl Craviotto y la nadadora Mireia Belmonte, que suman ocho medallas olímpicas, serán los abanderados del equipo español en la ceremonia de inauguración de los Juegos de Tokio, el próximo 23 de julio.

La Junta de Federaciones Olímpicas del Comité Olímpico Español (COE) se reunió este miércoles en la sede del organismo y aprobó por unanimidad la designación de ambos deportistas para encabezar el desfile del equipo en la fiesta de apertura de los Juegos.

El COE se acoge así a la nueva normativa del Comité Olímpico Internacional (COI), que por primera vez permite que sean dos los abanderados, siempre que sean un hombre y una mujer. Para ambos, los de Tokio 2020 serán sus cuartos Juegos Olímpicos. Cada uno de ellos ha ganado cuatro medallas.

Craviotto: "Soy el deportista más feliz del mundo"

Como "el deportista más feliz del mundo" se definió Saúl Craviotto. "No os podéis imaginar lo feliz que me habéis hecho", dijo a los presidentes de las federaciones que tomaron la decisión.

"Un deportista lo máximo a lo que puede aspirar es a ir a los Juegos Olímpicos, luego a ganar una medalla y después a llevar la bandera de su país", afirmó el cuádruple medallista olímpico. "Con esto ya me puedo retirar tranquilo", añadió.

Craviotto también se mostró orgulloso "de formar parte de esta foto de la igualdad" que supone que por primera vez dos deportistas, un hombre y una mujer, puedan compartir la función de abanderado. El palista catalán prometió que aunque ya ha "logrado todo", no se va a relajar y luchará en Tokio por una nueva medalla con el K4 500.

Su palmarés olímpico

Saúl Craviotto (Lleida, 3/11/1984) se proclamó campeón olímpico de K2 500 en sus primeros Juegos, los de Pekín 2008, junto a Carlos Pérez. Cuatro años después, en Londres 2012, fue plata en el K1 200. En Río 2016 sumó dos metales más, oro en K2 200 con Cristian Toro y bronce en K1 200.

Efe

Belmonte, orgullosa y emocionada por debutar en inauguración como abanderada

Saúl Craviotto y Mireia Belmonte |EFE

Mireia Belmonte aseguró que era "un honor y un orgullo" asumir ese papel en la que será su primera ceremonia inaugural, pues no ha estado en ninguna en sus tres anteriores Juegos.

"Es un honor, aun más siendo la tercera mujer en toda la historia de los Juegos de verano que porte esa bandera. Ya era el momento de que una mujer volviera a hacerlo, porque hacía muchísimos años y es un hecho que hay que tener en cuenta. Las mujeres estamos en un momento muy bueno, pero hay que seguir trabajando y luchando", afirmó Belmonte.

"Quiero agradecer que me hayan elegido. Vamos a representar muy bien a nuestro país y a disfrutar mucho. Este es un momento muy emotivo. Nunca he estado en una inauguración, para mí es todo nuevo. No sé muy bien cómo va a ser, pero sea como sea lo importante es disfrutarlo", dijo sobre la probable ausencia de público y otros cambios relacionados con la pandemia.

Palmerés olimpico

Mireia Belmonte (Badalona, 10/11/90) debutó como olímpica en Pekín 2008 con solo 17 años. Sus primeras medallas, dos, llegaron en Londres 2012, sendas platas en 200 m mariposa y 800 m libre.

En Río 2016, cumplió su sueño de ser campeona olímpica con su victoria en el doble hectómetro de mariposa. También fue bronce en los 400 m estilos. Para Tokio 2020, está clasificada por el momento para los 800 y los 1.500 m libre.

Efe