Ceferin: "Real Madrid, Barça y Juve tienen directivos incompetentes"

  • "No me importaría que Real Madrid, Barcelona y Juventus se fueran"
  • "El Real Madrid dijo que sólo sobreviviría con la Superliga e intentó fichar a Mbappé por 180 millones"
Florentino Pérez, Laporta y Agnelli
Florentino Pérez, Laporta y Agnelli |Europa Press

El presidente de la UEFA, Aleksander Seferin, redobló sus ataques contra los tres clubes impulsores de la Superliga y dijo que no le importaría que el Real Madrid, el Barcelona y el Juventus se apartasen de la UEFA y calificó a sus respectivos directivos de "incompetentes".

"No me importaría que se fueran, resulta muy divertido que quieran crear una nueva competición y el mismo tiempo quieran jugar esta temporada la Liga de Campeones", dijo Seferin en una entrevista que publica este fin de semana la revista Der Spiegel.

La justicia ordena a la UEFA archivar el expediente a Real Madrid, Barça y Juventus
La justicia ordena a la UEFA archivar el expediente a Real Madrid, Barça y Juventus
La justicia ordena a la UEFA archivar el expediente a Real Madrid, Barça y Juventus

La justicia ordena a la UEFA archivar el expediente a Real Madrid, Barça y Juventus

Los tres clubes, según Ceferin, "tienen sencillamente directivos incompetentes". "Esos tipos han intentado matar el fútbol", subrayó. Los clubes se quejan, según Ceferin, de que los salarios son demasiado altos pese a que son ellos mismos los que han negociado los contratos.

Ceferin, por otra parte, calificó de inconsecuente que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, "se lamente y diga que el club solo puede sobrevivir con una Superliga y luego intente fichar a Kylian Mbappé por 180 millones de euros".

Por otra parte, Ceferin afirmó que fue amenazado telefónica por un asesor de la Superliga que le sugirió que la competición fuera organizada por la UEFA; cuando el dirigente rechazó la idea le dijo que los clubes interesados tenían mucho dinero e influencia y que iban a demandarlo si no cedía.

Ceferin también planteó algunas reformas del Fair Play financiero en el que se impondría un pago obligatorio a los clubes que rebasen cierto límite en el gasto. Los ingresos de esos pagos deberían ser repartidos entre los otros clubes. "En el futuro queremos hablar de un balance competitivo más que de fair play", dijo.