Una vacuna intranasal, de una dosis y muy potente, apuesta española contra la Covid

El investigador Luis Enjuanes
El investigador Luis Enjuanes |CSIC

Luis Enjuanes, que desarrolla su actividad en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), prevé que su vacuna estará lista en un año. “Saldremos más tarde, pero con todo actualizado”, afirma. En los ensayos han incorporado las mutaciones de las variantes del SARS-CoV-2 de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

"Estamos en un momento relativamente optimista; hay tres vacunas que ya se administran y la UE acaba de aprobar la de Janssen. Esto es lo más importante, la vacunación es la única forma frenar la pandemia de forma masiva", ha afirmado.

Inmunización no perfecta

Sobre las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, "son efectivas, pero no perfectas: hay que dar dos dosis y la gente vacunada, aunque está protegida de sufrir una patología intensa y morir por Covid, también se infecta y puede diseminar el virus". El virólogo del CSIC es muy claro sobre el porcentaje mínimo de población inmunizada. "Con el 70% vacunado, el virus se extingue de forma natural, cuando va a infectar a una persona fracasa en el 70% de los casos", asegura.

"Las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, son efectivas, pero no perfectas, hay que dar dos dosis y la gente vacunada también se infecta y puede diseminar el virus"

"Las cifras han bajado, pero ahora no podemos bajar la guardia y dilapidar la labor que la mayoría de la población y las instituciones están realizando. Si esperamos 2 o 3 meses más, solucionaremos el problema", explica Enjuanes.

Una vacuna "original"

La vacuna que desarrollan Enjuanes y su equipo (16 personas) es "original, no se ha hecho ninguna de este tipo". Está basada en la manipulación genética del propio SARS-CoV-2, del que han derivado un replicón de ARN, que multiplica la dosis génica que desencadena la protección. Esa parte ya está definida, asegura el científico, pero están estudiando "tecnologías complementarias para la administración de la vacuna".

Un investigador trabaja con una pipeta en un laboratorio |CSIC

"Tenemos que combinar ambas cosas y comprobar que todo funciona, que la vacuna es estable y segura. De aquí al verano realizaremos los ensayos con ratones y hámster. Si todo va bien, haremos lo mismo con macacos", estima.

La vacuna podría estar lista en el primer trimestre de 2022, "entonces habremos obtenido datos de ensayos clínicos para probar la seguridad de la vacuna y poder administrarla entre la población. Nos gustaría ir más deprisa, pero es un modelo nuevo y requiere tiempo".

Aplicación en la nariz

La vacuna de Enjuanes y su equipo ha seguido una ruta de administración intranasal, pero advierte que "las agencias que controlan la seguridad de los medicamentos prefieren la intramuscular, que se ha usado más y es segura". No obstante, este investigador , mantiene que no es la más adecuada "porque induce una inmunidad general en todo el organismo, sistémica, y menos fuerte en las mucosas".

"Este virus entra prioritariamente en nuestro organismo a través de las vías respiratorias, por eso si administras la vacuna intranasalmente, inmunizas esa zona y la protección es mayor"

Las mucosas (nasales, oculares, respiratorias, etc.) son espacios abiertos al exterior y la inmunidad en esas zonas se induce mejor localmente, presentando ahí la vacuna. "Este virus entra prioritariamente en nuestro organismo a través de las vías respiratorias, por eso si administras la vacuna intranasalmente, inmunizas esa zona y la protección es mayor", concluye Luis Enjuanes.