Piden al Gobierno que rectifique: "Los niños necesitan salir para pasear, no ir de compras"

  • Casado y líderes políticos de la oposición piden al Gobierno que rectifique y permita a los niños dar paseos cortos por zonas abiertas, no para ir al súper 
  • "¿Quién está a los mandos?" se pregunta García Egea tras conocer la medida
Aguado planteará que Madrid proponga que los niños puedan salir un rato de sus casas desde 26 de abril
Niños durante la pandemia

Los niños menores de 14 años podrán salir a la calle a partir del próximo lunes 27 de abril para acompañar a un adulto con el que conviva en alguna de las actividades permitidas por el Real Decreto de 14 de marzo por el que se declara el Estado de Alarma, en concreto, para ir al supermercado, a la farmacia o al banco. Así lo ha anunciado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este martes 21 de abril durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La medida ya había sido avanzada este mismo martes por el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Las reacciones críticas a la medida no se han hecho esperar.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha defendido que "los niños necesitan salir para pasear, no para ir de compras". A su parecer, "el Gobierno está forzando a los padres a terminar el paseo en un supermercado, un espacio cerrado, donde hay mayor riesgo de contagio". "Es un error. Confío en que rectifiquen", ha manifestado.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, pedía una rectificación al Gobierno para permitir a los niños paseos cortos por zonas abiertas, no para acompañar a sus padres a establecimientos "concurridos y con riesgo de contagio" como un supermercado o un banco.

Su secretario general, Teodoro García Egea, recriminaba al Gobierno que, "después de un mes encerrados en casa", proponga que se puedan sacar a los menores de 14 años al "supermercado, al banco o a la farmacia". "¿Quién está a los mandos?", se ha preguntado en su cuenta de Twitter.

Igualmente, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se ha mostrado crítico con la decisión del Ejecutivo y ha señalado que debería "repensar la medida tal y como la ha planteado". "Como padre, me siento un poco defraudado. Parece más razonable que los niños puedan disfrutar del aire libre y espacios abiertos", ha apostillado.

Desde Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también instaba al Gobierno a reconsiderar su decisión. "Mejor un paseo puntual por la calle que ir a un supermercado. Aún hay tiempo para que el Gobierno lo reconsidere", ha subrayado el presidente de la Xunta tras conocerse la decisión del Gobierno central.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, lo ha calificado de "insensatez absoluta". "Cuando oí lo de los niños pensé: ¡esto si es un bulo!", ha exclamado Álvarez de Toledo, quien ha criticado la medida y ha considerado que la postura del Gobierno sobre la situación de los niños en España demuestra que no existe "un plan serio" ni "riguroso" para la desescalada y por ello le ha instado a que tome como ejemplo las medidas que contemplan otros países europeos.

La presidenta de Ciudadanos y portavoz en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, ha pedido al Gobierno que, durante el estado de alarma decretado por el coronavirus, permita a los niños salir a la calle para pasear cerca de su casa, no para acompañar a sus padres a "lugares de contagio". "Se debe empezar a permitir la salida de los niños de casa, pero para dar paseos limitados, al aire libre y en el entorno del domicilio, no para ir a supermercados y otros posibles lugares de contagio", ha escrito Arrimadas en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha criticado la decisión adoptada por el Gobierno. "Han perdido cualquier rastro de sentido común", ha alertado. Abascal se ha dirigido al Ejecutivo de coalición como "el gobierno del disparate" por su decisión respecto a las salidas de los menores de 14 años a partir del próximo lunes.

El portavoz de Más País en el Congreso de los Diputados, Íñigo Errejón, también recriminó al Gobierno que vaya a permitir a los niños acompañar a sus padres a "lugares cerrados" como supermercados, farmacias o bancos, y no pasear al aire libre por la calle. "El objetivo era que los niños y niñas salieran a la calle y pudieran pasear, no sólo a espacios cerrados donde hay más riesgo de contagio. El Gobierno debería rectificar", manifestó el líder de Más País.

Incluso Unidas Podemos, formación aliada del Gobierno aboga por que los niños menores de 14 años sí puedan salir acompañados a pasear al aire libre. Son numerosas las voces de la organización que han querido salir a dejar claro en las redes sociales que el Gobierno todavía no ha cerrado de forma definitiva las condiciones en las que los niños podrán salir a la calle a partir del 27 de abril. "Desde luego, los niños y niñas mucho mejor al aire libre, paseito y desahogo, que metidos en el supermercado. Yo también espero que este tema se clarifique", ha defendido el diputado de Unidas Podemos Juantxo López de Uralde.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido este martes al Gobierno central que aclare los supuestos en los que los niños podrán salir acompañados de sus padres: "Mejor un breve paseo cerca de casa, más que ir al supermercado o al banco". "Es urgente aclarar esto en la reunión técnica de esta tarde", ha asegurado en un mensaje en Twitter.

Gabriel Rufián, de ERC, coincide en que "dejar salir a los niños no es dejarles acompañar a sus padres a los recados"."Franjas horarias establecidas por edades y zonas de juego habilitadas y controladas para ello", pedía.

Teresa Rodríguez, presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, también ha instado al Gobierno a una rectificación: "Una vuelta al edificio. Recorrer dos calles. No pedimos más. Lo digo como madre. El supermercado es el sitio a donde no hay que llevar a un niño. Necesitan aire y luz".

Save the Children criticó este martes al Gobierno por limitar las salidas a la calle de los niños a acompañar a sus padres a supermercados o farmacias, ya que “no es una decisión que atienda las necesidades de los niños” y estas condiciones “elevan el riesgo que se pretende prevenir”.

El Foro de la Familia ha tachado de "irresponsable" la medida del Gobierno pues considera que "pone en riesgo" tanto a los menores como al resto de ciudadanos, y le piden que "recapacite" y permita a los niños dar "paseos cortos", segun ha manifestado su presidente, Ignacio García-Juliá.

La Plataforma de Infancia, que aglutina a decenas de las principales organizaciones que defienden a menores, denunció este martes que las medidas propuestas por el Gobierno para flexibilizar el confinamiento de niños y niñas "no tienen en cuenta sus derechos y necesidades". “Todos los niños y niñas, pero en especial aquellos que viven en situaciones más complicadas necesitan aire libre, caminar, moverse, para garantizar su bienestar físico y sobre todo su salud mental”, explicó Ricardo Ibarra, director de la Plataforma de Infancia. “Llevar a los niños y niñas al supermercado o a una farmacia no sólo no garantiza que puedan estar un rato al aire libre, sino que les expone a entornos con mayor concentración de personas, donde es más difícil cumplir el distanciamiento social, añadiendo estrés a las familias y poniendo en riesgo a los niños y niñas. Creemos que hay alternativas mucho más razonables que permitan flexibilizar el confinamiento para los niños y niñas”, dijo.

La senadora del PP, Cristina Ayala, afirmaba rotunda: "No dan una".

Ciudadanos de distintos barrios españoles han protestado este martes con una cacerolada a las 19.00 horas para pedir al Gobierno que permita a los padres dar "paseos cortos" con los niños tras más de un mes de confinamiento en casa por el coronavirus. La iniciativa se ha convocado a través de las redes sociales y cadenas de mensajes en 'WhatsApp', en la que se emplazaba a los ciudadanos a salir a los balcones para protestar por la medida del Ejecutivo.

En Madrid, la cacerolada ha tenido un seguimiento desigual entre los distintos barrios y distritos de la ciudad, con mayor énfasis en el Barrio de La Paz o en Sanchinarro, según testigos presenciales.