Fuenlabrada dona 60 toneladas de alimentos de sus huertas experimentales

Alimentos donados de las huertas de Fuenlabrada
Alimentos donados de las huertas de Fuenlabrada |@AytoFuenlabrada

El Ayuntamiento de Fuenlabrada, a través de su proyecto Huerta Experimental, ha donado hasta 60.000 kilos de alimentos a familias vulnerables de la ciudad desde el año 2017, cuando se puso en marcha esta iniciativa municipal incluida en el proyecto del Parque Agrario.

Cada año, esta huerta municipal experimental produce más de 15.000 kilos de alimentos -acelgas, lechugas, repollos, patatas, coliflores, escarolas, cebollas, tomates, pimientos, lombardas o apios- que se han destinado en estos años a entidades sociales de la ciudad como San Ricardo Pámpuri, La Casita o Libélula.

Huerta de Fuenlabrada |@AytoFuenlabrada

Este curso, la cosecha recolectada en estos huertos experimentales se ha puesto a disposición de la Red Solidaria de Fuenlabrada, recién constituida por el ayuntamiento en colaboración con la Mesa de la Convivencia, la asociación Claves y el Consejo de la Juventud para atender a la crisis del covid-19.

En 2017, el consistorio puso en marcha en el Parque Agrario de la localidad esta Huerta Experimental con el objetivo de apoyar a los agricultores locales y brindarles un servicio de asesoramiento técnico para "mejorar e innovar en prácticas agrarias más sostenibles".

A través de esta iniciativa, se ensayan técnicas y tratamientos de todo tipo para que los agricultores puedan aplicarlo en sus huertas y en la que colaboran decenas de entidades vecinales y sociales, así como empresas y ciudadanos individuales, destaca el consistorio en una nota.

Proyectos de investigación

Actualmente en la huerta experimental realiza ensayos con variedades tradicionales de tomate, pimiento, lechuga y sandia, además de colaborar en varios proyectos de investigación agraria en el que participan organismos como el IMIDRA, el CIEMAT y la facultad de Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

El trabajo de investigación se centra en evaluar diferentes técnicas y tratamientos para la gestión de las principales plagas y enfermedades que afectan a los cultivos hortícolas del Parque Agrario.

También se evalúan técnicas de abonado de los suelos para reducir los costes de fertilización de las explotaciones y la eficiencia de los diferentes tipos de riego según los cultivos tradicionales de la zona.