Aragón ordena sacrificar los 92.700 visones de una granja para prevenir la Covid

Ejemplar de visón
Ejemplar de visón |Telemadrid

El Gobierno de Aragón ha ordenado este jueves el sacrificio de la totalidad de los visones, 92.700, de una explotación de La Puebla de Valverde (Teruel), una medida "drástica" y "preventiva", después de que hayan aumentado los contagios entre los animales en los cuatro test realizados desde mayo y se haya comprobado que existe "transmisión comunitaria".

La decisión, basada en la ley nacional de sanidad animal, se tomó anoche por parte de las administraciones involucradas.

Un 86,67 % de los animales son positivos en Covid-19 según las pruebas

Se han realizado cuatro test a los visones, el último de los cuales concluyó con un 86,67 % de la muestra como positivos, y esta misma semana otros dos empleados han dado positivo, por lo que el consejero ha insistido en que se ha tomado esta decisión para preservar la salud pública.

El "caso 0" fue una persona ajena a la explotación

Todo apunta que el "caso 0" fue una persona ajena a la explotación, relacionada con uno de los trabajadores, lo que sí permite establecer "la hipótesis" de que el coronavirus se hubiera podido transmitir de personas a animales.

Desde el 22 de mayo cuando se ordenó la inmovilización cautelar, se ha hecho un seguimiento de los animales y no se ha permitido la entrada ni salida de los visones ni sus productos de la explotación, que cumplía los requerimientos en materia de sanidad animal y a la que le comunicaron las medidas relacionadas con la bioseguridad.

El día 8 de junio se tomaron 20 muestras de distintas partes de los animales que arrojaron como resultado un positivo "no concluyente" a covid y un tercer test se hizo el día 22 a 30 ejemplares aleatorios, cuyos resultados confirmaron 5 positivos, el 16 % de la muestra seleccionada, lo que justificó el seguimiento y la inmovilización,.

Se llevo a cabo así un cuarto muestreo a una muestra más amplia, de 90 ejemplares, el 7 de julio y el resultado, conocido este pasado lunes, determina 78 positivos, el 86,67 % de la muestra, lo que permite dar por hecho lo que en humanos conocemos como "transmisión comunitaria" entre los animales de la granja.

Este resultado "concluyente" ha llevado el Ejecutivo aragonés adoptar esta decisión "preventiva". Asegura que tienen la "absoluta certeza de que el virus está presente en esos animales y se está produciendo la transmisión comunitaria". El sacrificio lo llevará a cabo el departamento, con el apoyo de la empresa pública Sarga.